Violencia en barrio papa Francisco

Agredió a su familia y quedó detenido

Los vecinos dieron aviso a la Policía. En el Virgen Niña, dos hombres fueron patoteados.
domingo, 12 de agosto de 2018 · 04:09

Un hombre, de 51 años, fue aprehendido por la Policía, acusado por integrantes de su propia familia, a quienes agredió físicamente.  

En un domicilio del barrio Papa Francisco, ubicado en la zona norte de la Ciudad, el violento arremetió contra su mujer e hijos generando una ruidosa gresca que afortunadamente fue advertida por vecinos, que rápidamente dieron aviso a la comisaría Octava.

El viernes a las 18.40 los uniformados aprehendieron al sujeto, quien a pesar de resistirse, fue reducido y posteriormente trasladado a la dependencia policial donde quedó alojado a disposición de la Fiscalía de Instrucción, a cargo de Mauricio Navarro Foressi. 

Por otra parte, los familiares fueron invitados a realizar la denuncia penal correspondiente. 
En otro hecho, esta vez registrado en un domicilio ubicado en la calle Ministro Dulce al 1.100, un sujeto de 25 años, fue detenido por agredir físicamente a su ex pareja, una mujer de 47 años.

El hombre quedó alojado en la seccional policial a disposición de la Fiscalía de Instrucción Nº 2, desde donde se impartieron las medidas a seguir, mientras la damnificada denunciaba al violento en el Precinto Judicial Nº 5. 

Patoteados en el Virgen Niña
Dos jóvenes fueron patoteados en el barrio Virgen Niña, en la zona sur de la Ciudad, la denuncia se realizó el jueves en la Unidad Judicial N°2. 

La madre de uno de los muchachos patoteados dijo que el viernes a las 14.30 llegó corriendo su hermana, quien le informó que estaban agrediendo a su hijo, de 18 años. De inmediato corrió hacia la vivienda de la confidente donde encontró a su hijo, quien le relató cómo fueron los hechos. 
Por su parte, un sujeto de apellido Armenta indicó que ese día a las 14.45, cuando caminaba por el barrio junto a un amigo menor de edad,  se encontraron con un grupo de desconocidos, quienes los invitaron a pelear. 

A pesar de no hacer caso a la provocación, los integrantes del grupo comenzaron a agredirlos físicamente para luego darse a la fuga, corriendo.