El crimen del barrio virgen niña

Sobreviviente de la gresca dijo que Olivera apuñaló a los hermanos

Brian Luján fue citado para un careo con Chanampa, uno de los detenidos. Se constituyó como querellante en la causa.
sábado, 11 de agosto de 2018 · 04:10

Brian Luján, una de las víctimas de la mortal reyerta del barrio Virgen Niña dio a conocer su versión de los incidentes ocurridos el 16 de junio y que tiene como detenidos a Hernán Chanampa, Gabriela Argañaraz y Claudio Olivera.

Acompañado por sus abogados Sebastián Ibáñez y Gustavo Rentín Villegas, Luján fue citado al edificio de Fiscalías Penales para comparecer en un careo con Chanampa, cuyos familiares poblaron la vereda de la sede de calle Junín al 600. 

"Me quieren hacer autor de la muerte de mi amigo y ellos fueron los únicos que los mataron. Este tipo se quiso lavar las manos", dijo Luján en alusión a Chanampa. "Que deje de mentir, yo pido que se haga justicia por mi amigo, que paguen todo el año. Yo sé que digo toda la verdad", añadió.

Es la primera vez que Luján hace una aparición pública tras el fatídico suceso que le costó la vida a Américo Garribia (17) y a su hermano Nicolás, quien murió luego a causa de una leucemia.
Le contó a El Ancasti como se desató la pelea. "Mi hermano me pidió que le oferte una bicicleta y me voy a la casa en diagonal de estos tipos (por Olivera y Chanampa). Iba a lo de mi suegro, caminando y sale Olivera". 

"Qué te pasa, qué venís a raterear, qué me querés raterear" contó Luján que le gritó Olivera. "Me metió una piña de arriba, nos agarramos a pelear, sale Chanampa. Retrocedo, les tiro una piedra y me alcanzan en una cuadra en una moto.  Con un fierro me reventaron la nariz" y enseña como tiene aún inflamado el tabique. 

"Un vecino salió a decirles que me dejen de pegar, yo aproveché y me lavé la cara y me fui a mi casa. Fue como si la nariz me quedara colgando, estaba embroncado por lo que habían hecho", expresó.
Luján dijo que fue a buscar a los Garribia y junto con Américo fueron a vengarse hasta la casa de Olivera. El joven dijo que no fueron armados. 
"Entramos y peleamos con Chanampa, sale Olivera con un cuchillo en la mano, lo apuñala a Américo", contó. 

La versión de los acusados es que se defendieron porque se vieron superados en número. "Los otros chicos llegaron después, cuando nosotros ya estábamos ensangrentados. Si capaz que mi papá no me sacaba a mi también me mataban. Yo tuve un Dios aparte, me quieren culpar porque estoy vivo", concluyó.

En la causa investigada por el fiscal Víctor Figueroa, Olivera está imputado por el homicidio de Garribia, en tanto que Argañaraz y Chanampa están acusados por "tentativa de homicidio".

Otras Noticias