PAGÓ $14.000 POR UNA “TORNADO”

Comenzó el debate del policía que rescató su moto

Dos jóvenes están imputados y uno de ellos está privado de la libertad. Se reanuda el lunes.
sábado, 11 de agosto de 2018 · 04:00

En la Cámara Penal de Segunda Nominación, Julio César Burgos y Néstor Roberto Sánchez están sentados en el banquillo de los acusados. Ambos imputados por el delito de “robo”. Burgos se encuentra privado de la libertad. En mayo de 2015, habrían robado una moto “Honda Tornado” a un efectivo policial, de apellido Rodríguez. Para recuperarla, el propietario debió pagar $14.000.
La audiencia fue presidida por el juez Rodolfo Bustamante. El fiscal Gustavo Bergesio, representante del Ministerio Público Fiscal y la abogada defensora, Alejandra Sauzuk, interrogaron al policía, el testigo principal. Rodríguez detalló que tras radicar la denuncia y ante la inacción para recuperar su moto, inició por su cuenta una investigación. Para ello, debió tratar con un ‘mediador’, a quien no identificó. A esta persona le entregó $14.000 para el pago del rescate de su moto y, a fin dar con los ladrones, se tomó el trabajo de marcar billetes. 

Tras su tarea de investigación y de haber “marcado la casa”, ayudado por su ‘intermediario’, Rodríguez pagó por el rescate de su moto y de esta manera la recuperó. En el debate, el policía se negó a dar el nombre de su ‘ayudante’. 

La defensora Sauzuk pidió que Rodríguez sea investigado por falso testimonio, pero el fiscal Bergesio se opuso al planteo. En tanto que el juez Bustamante no hizo lugar a lo solicitado. El debate pasó a un cuarto intermedio. Se reanudará este lunes. 

Probation
En otro orden, el jueves en el mismo Tribunal, se realizó una audiencia de suspensión de juicio a prueba, también conocida como ‘probation’. Una mujer llegó imputada por el delito de “lesiones graves”. Según se indicó, la mujer le había dado una paliza a su pareja, con un elemento contundente. Los golpes le demandaron 35 días de curaciones. 
En la audiencia, la acusada  acompañada por la defensora oficial, Mariana Vera, solicitó la ‘probation’. Si bien ofreció $400, el damnificado no quiso aceptar el dinero. Adujo que, por sus hijos, conviven en la misma casa. 

Los jueces Jorge Álvarez Morales, Rodolfo Bustamante y Luis Guillamondegui concedieron el beneficio y entre las reglas de conducta se indicó que realizara un tratamiento de control de ira.

La probation contribuye a una respuesta más humana en la justicia penal, ya que tiende a evitar las consecuencias negativas del encarcelamiento, como así también desde un punto de vista práctico impedir que llegue la sentencia en procesos de poca importancia en política criminal ahorrando recursos materiales y humanos, con la gran ventaja que se producen importantes reducciones de costos al Estado. El elemento esencial de la suspensión del juicio a prueba es como método de reeducación del delincuente: un plan de conducta en libertad adaptando la respuesta del derecho penal a las circunstancias que rodean al hecho, las condiciones personales del imputado y a la posibilidad que brinde la comunidad o el sistema social.

Otras Noticias