Está acusada de haberlo matado de dos disparos

Nahir Galarza no declaró en la primera jornada del juicio por Facundo Pastorizzo

La joven optó por el silencio. Sobre ella pesa una imputación por la que podría ser condenada a perpetua.
martes, 05 de junio de 2018 · 04:00

La joven Nahir Galarza se abstuvo de declarar en el primer día del juicio en el que está imputada de haber asesinado a su novio Fernando Pastorizzo el 29 de diciembre último en esa ciudad del sur entrerriano. En el inicio del juicio, Galarza se había mostrado relajada, aunque pareció relajada, hasta que se leyó en el marco del proceso sus dos declaraciones testimoniales, en una de las cuales reconocía haber matado a su novio y en otra posterior que se había tratado de un accidente.

Al momento de su llegada a tribunales, amigos de Fernando se acercaron a sus familiares para darles apoyo con carteles que decían “Justicia por Fernando”. Uno de ellos dijo que el crimen fue cometido “a sangre fría”.

Poco después de empezar, el juicio había pasado a un cuarto intermedio por diferencias entre la querella y la defensa en cuanto a la calificación del hecho. Mientras el representante de la familia, el abogado Rubén Virué, había solicitado la calificación de "homicidio triplemente agravado por el vínculo", el defensor José Ostolaza pidió que el caso sea considerado como "homicidio simple por violencia de género".

Nahir Galarza había sido llevada a tribunales poco antes de las 8 en un patrullero y esposada, con dos policías de custodia. Está previsto que se presenten cerca de 80 testigos al juicio y las siguientes audiencias se celebrarán los días 5, 7, 11,12, 14, 18, 19 y 21 de junio.

El crimen de Fernando Pastorizzo, de 20 años, ocurrió el 29 de diciembre último alrededor de las 5 y Galarza, que primeramente dio su versión de los hechos, confesó horas más tarde haber sido la autora de los disparos.

La joven dijo que los disparos fueron cometidos con el arma reglamentaria de su padre, que es efectivo de la Policía de la provincia de Entre Ríos. Sin embargo, en una segunda declaración ante el fiscal dijo que había sido su novio el que agarró el arma y que los disparos los había hecho en forma accidental.

El 11 de abril pasado, el juez de Garantías Mario Figueroa determinó que Galarza sea juzgada por el delito de "homicidio doblemente calificado", al elevar el caso a juicio. El magistrado decidió unificar la acusación por "homicidio doblemente calificado por el uso de arma y la relación de pareja" y desestimó el agravante de "alevosía", que había sido solicitado por la querella, ya que sostuvo que esa circunstancia se tiene que determinar durante el juicio.

La joven va a ser juzgada por “homicidio doblemente calificado por el uso de arma y la relación de pareja”. Sebastián Arrechea, uno de los abogados que representa al padre de Fernando, confirmó a Clarín que la idea es incluir entre los agravantes la “alevosía” porque consideran que el crimen fue “planificado”. Además, afirmó que esperan que sea condenada a perpetua.

En cambio, los abogados de Nahir aseguran que acercarán al tribunal elementos que dejan en evidencia que la joven no tuvo intención de matar y que la víctima era violenta con ella. “El fiscal no tiene cómo demostrar el dolo, nosotros sí podemos demostrar la culpa”, le dijo Horacio Dargainz, letrado de Galarza.

Si bien Nahir solo está obligada a participar del inicio del juicio y de la acusación, sus abogados adelantaron que ella quiere presenciar todo el proceso y que lo hará acompañada por sus padres. Galarza aguardó el juicio presa. Lleva cinco meses en la cárcel ya que, hasta el momento, todos sus pedidos de excarcelación fueron negados por los magistrados.

Fernando Pastorizzo fue asesinado de dos balazos en plena calle, en la madrugada del 29 de diciembre de 2017. La chica primero negó haber estado con él, pero luego terminó confesando que lo mató con el arma de su padre, policía, y posteriormente amplió su declaración y cambió parte del relato.

Otras Noticias