por haber descuidado el arma reglamentaria empleada en el crimen

La Policía entrerriana pidió el arresto del padre de Nahir

La fuerza solicitó una sanción de cuarenta días. En el juicio por el crimen declararon dos peritos.
viernes, 15 de junio de 2018 · 04:05

La Policía de Entre Ríos solicitó una sanción de 40 días de arresto para el padre de Nahir Galarza por haber descuidado el arma reglamentaria con la que su hija asesinó a Fernando Pastorizzo en la ciudad de Gualeguaychú, mientras que en una nueva audiencia del juicio declararon dos peritos psicológicos.
La sanción contra el padre de la acusada deberá ser resuelta por la Junta de Disciplina, que tiene un plazo de 10 días para decidir la solicitud de la Policía de Entre Ríos, lapso durante el cual Marcelo Galarza tendrá la oportunidad de defenderse.

Al padre de Nahir, que es oficial de la Policía y que está de licencia desde que ocurrió el crimen, se le cuestiona la custodia del arma reglamentaria, que habría dejado arriba de la heladera de su casa.
En declaraciones a radio Máxima de Gualeguaychú, el director de Asuntos Internos de la fuerza, el comisario José Jaluf, informó que por disposición del director general de la Policía se les encomendó la custodia del arma de Galarza y que lleven adelante las tareas administrativas respecto del caso.
"Lo que se cuestiona es la custodia del arma reglamentaria, que está prevista en el artículo 15º de la ley 5654 del año 1975, porque los que integramos los cuerpos de seguridad y técnicos estamos obligados en todo momento a portar el arma. En Entre Ríos somos 12 mil los funcionarios que portamos armas", explicó.

Ayer durante la sexta audiencia del debate oral, el psiquiatra Simón Gighlione, a quien el Ministerio Público Fiscal le pidió que entrevistara a la imputada, aseguró que la joven era "consciente de sus actos" y que reconocía "la diferencia entre el bien y el mal".

El perito, según publicó el portal del diario El Día de Gualeguaychú, se entrevistó tres veces con la imputada y aseguró que tiene conciencia de sí misma, no padece trastornos, distingue lo lícito de lo ilícito, presenta disregulación emocional con tendencia a la irritabilidad, y sufre de insomnio y baja tolerancia a la frustración.

Otras Noticias