A LA SALIDA PIDIÓ DISCULPAS POR SUS EXPRESIONES

Liberaron al hijo de la fiscal y el joven insistió en su inocencia

Entre otras causas, está acusado de haber abusado de una joven en su departamento de San Telmo.
viernes, 07 de diciembre de 2018 · 04:04

Rodrigo Eguillor, el hijo de la fiscal, el joven acusado de haber violado a una chica en un departamento del barrio porteño de San Telmo, fue excarcelado ayer al mediodía y al salir de la cárcel en la que estaba detenido insistió en que es "inocente". "Soy inocente, hablen con mi abogada. Me trató de primera la gente del Servicio Penitenciario", expresó el joven ante la prensa en la puerta de la Alcaidía "Roberto Petinatto" de La Plata. Al mismo tiempo, deslizó que se iba a ir a "alguna parte del país" para tomar distancia del escándalo que se declaró en torno a su caso.

Eguillor pidió disculpas por las palabras que usó en un video publicado en la red social Instagram, en el que, entre otros conceptos, trató de forma denigrante a las modelos y se ufanó de sus conquistas amorosas, y aseguró que no necesitaba apelar a la violencia sexual. "Armaron un circo todos ustedes", dijo el joven de 24 años. Además pidió que "cese este hostigamiento" y también se disculpó por lo que dijo en el video porque, según expresó, "fue un chiste para mis amigos".

"Lo que dije en el video no es mi visión", indicó Eguillor, tras ser liberado por orden del Juzgado de Garantías N°2 de Lomas de Zamora, luego de haber sido detenido en el aeropuerto de Ezeiza en el marco de una causa en la que se lo investiga por amenazar a una chica que habría hecho circular el video en las redes sociales en el que él habla a la cámara del celular y se defiende de una acusación de violación. En esa causa está acusado por el delito de "coacción agravada en concurso real con amenazas", y además se le sumó el hecho de amenazar a los efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) que lo demoraron y a una agente fiscal.

En la resolución que ordena la liberación del joven se indica que se constataron tanto "impedimentos legales" como el "domicilio", por lo que se resolvió la liberación del joven de 24 años. El abogado Fernando Burlando, que tomó a su cargo el patrocinio de la joven que denunció a Eguillor por violación, aclaró que las causas más graves son tramitadas por la Justicia porteña, y no por la bonaerense. En tanto que la joven de 22 años que aseguró haber sido violada y golpeada por Eguillor el pasado 15 de noviembre en un departamento del barrio de San Telmo ratificó la denuncia ante el fiscal porteño Eduardo Cubría, quien decidiría en las próximas horas si ordena la detención del acusado. Además de esas denuncias, Eguillor afronta una causa por "abuso deshonesto" pues una empleada de un casino lo acusó de haberla manoseado.

En el día y medio que estuvo detenido, Eguillor fue alojado rodeado de otras personas sobre las que pesan acusaciones por abuso sexual, similares a las que tiene él. No mostró la verborragia que suele tener en redes sociales. Llegó asustado. Muy asustado. No tenía ropa para cambiarse ni elementos de higiene personal. "Llegó con lo puesto", contaron quienes tuvieron contacto con él.  Por eso, las autoridades del Servicio Penitenciario bonaerense le suministraron un jabón y un sobrecito de shampoo para que pudiera bañarse.

Estuvo en una celda individual. Solo, muy solo. No lo fue a visitar nadie, ni familiares ni amigos. Tuvo un par de contactos con una psicóloga y con un médico, que lo asistió por una fractura que tiene en una de sus piernas desde antes de ser detenido.
El miércoles por la noche, más tranquilo, cenó guiso de fideos. En un breve diálogo que mantuvo con otros internos, confesó que está peleado con su mamá, la fiscal Paula Daniela Martínez Castro. Aparentemente, tiene mejor relación con su papá, aunque el hombre nunca pidió autorización para ir a verlo. Tras ser liberado, le preguntaron por la relación con su madre: "Mi vieja no apareció por ningún lado y me mandó a decir que no hable con los medios".