personas con problemas psiquiátricos vinculados a hechos violentos

Crece el conflicto entre la Justicia y Salud por la Ley de Salud Mental

Un juez intimó a Salud para que, a través del área que corresponde, se brinde tratamiento a un paciente con estos padecimientos y lo interne en el Hospital de Urgencias, pero no hubo respuesta.
jueves, 06 de diciembre de 2018 · 04:05

La problemática entre el Ministerio de Salud y la Justicia que sacó a la luz el caso del Luis Alejandro "Loco" López (32), sumó otro hecho similar y evidenció un trasfondo conflictivo entre ambas partes.

El juez de Control de Garantías Nº2, José Antonio Carma, reveló otro hecho similar en el que le tocó actuar en relación con una persona con problemas psiquiátricos.

En diálogo con Multimedios Ancasti, el magistrado informó que desde el Ministerio de Salud de la Provincia, a través de la Subsecretaría de Salud Mental y Adicciones, no dieron cumplimiento con una serie de intimaciones y oficios emitidos por ese juzgado, que tenían como objetivo brindar tratamiento e internación en el Hospital de Urgencias a un hombre con problemas psiquiátricos.

Se trata de Gustavo Zenón Moya alias "Guty” (25), uno de los acusados por el crimen de Marcelino Pachado, quien, según el mismo juez -en coincidencia con el fiscal que investiga la causa, Javier Herrera-, "sería inimputable por la imposibilidad de comprender la criminalidad del acto al momento de su realización”.

En este contexto, Carma recordó que la situación se remonta al 2017 "cuando desde Salud Mental no teníamos ninguna respuesta con respecto a Moya, a quien había que hacerle un tratamiento y una evaluación de su salud mental. Nos hemos cansado de enviar oficios al Ministerio de Salud y nunca nos dieron una respuesta. Nos hemos comunicado telefónicamente interesados en la situación de este hombre, porque era inimputable y lo teníamos internado en el Servicio Penitenciario. Pero no podía continuar allí", explicó el letrado. Ante la falta de respuestas, "los primeros meses de este año se lo entregamos a la familia y la Cámara de Apelaciones dispuso que debía hacerse lo que los médicos decidan", agregó. Sostuvo que "inclusive se libró oficio al ministro de Salud, Ramón Figueroa Castellanos, para que Moya sea internado en el área de salud mental del Hospital San Juan Bautista pero jamás hemos tenido respuesta", señaló y remarcó que "el hombre fue al Hospital, donde lo evaluaron unos 36 minutos y lo dejaron ir. No se hizo más nada. Quedó librado a su medio". Dijo además que desde la Justicia "personalmente nos hemos ocupado de este tema pero ya no podemos hacer nada más. Todo queda librado a las autoridades del Ministerio de Salud, estrictamente a Salud Mental que es la que menos respuesta nos ha dado".

Indicó que los integrantes de la familia de Moya atraviesan una situación económica difícil y consideró que "desde Salud algo hicieron, pero no mucho. De aquí en más nosotros no tenemos los medios como para hacer algo más por este señor. Los secretarios del Juzgado hablaron con García Terán, a cargo de Salud Mental, y le plantearon la situación en varias oportunidades", aseguró.