Testimonio de la madre que denunció al cura Renato Rasguido

“La Iglesia me quiso hacer callar ofreciendo dinero”

Hoy en Apelaciones se resuelve si la causa contra el religioso por abusos sexuales es enviada a juicio.
viernes, 7 de abril de 2017 · 04:08
Alicia es la madre del joven andalgalense que habría sufrido los abusos sexuales realizados por el cura Renato Rasguido, cuando prestaba colaboración en las tareas de la iglesia en el departamento Andalgalá. Hoy, en la Cámara de Apelaciones se realizará una audiencia para resolver si es que la causa es finalmente elevada a juicio.

"Es un día muy esperado para nosotros, porque vamos a saber si se hace el juicio. Estamos muy emocionados porque estamos por lograr lo que le había prometido a mi hijo, y es que se haga justicia", manifestó la mujer, quien el miércoles viajó desde Buenos Aires a esta ciudad para estar en la audiencia.

Alicia contó que tras la denuncia realizada contra el cura -y que derivó en la imputación por cuatro hecho de abuso sexual y una por corrupción de menores- su vida cambió radicalmente. "Yo me tuve que ir a Buenos Aires a trabajar, porque en Andalgalá no tenía trabajo. Yo trabajaba en una envasadora y después me dediqué a vender dulces. Me sentía discriminada y me tuve que ir. Esperé que mi hijo fuera mayor de edad para recién volver a Buenos Aires. Muchas fuerzas nos dimos el uno al otro durante este tiempo", señaló Alicia a El Ancasti.

Su hijo tenía 13 años cuando había comenzado a ser víctima de los ultrajes que recién dos años después se animó a contarle a su madre. Antes no lo había hecho por temor. 
"Yo había elegido una provincia para criarlo. Pero el pueblo no tiene la culpa, la Iglesia la tiene", expresó la madre, quien explicó que hace 9 años habían decidido radicarse en La Perla del Oeste, de donde es oriundo el padre de la víctima y su ex pareja.

Acoso
"La Iglesia me quiso hacer callar diciendo que ellos tenían poder, me ofrecieron dinero", mencionó la mujer.
El caso de Rasguido se emparenta con el del sacerdote Juan de Dios Gutiérrez, denunciado en Belén en octubre de 2015 por haber abusado sexualmente de una adolescente. Alejandra, madre de la víctima, hizo hincapié en el temor que existe por parte de los lugareños de denunciar los abusos cometidos dentro del clero. Alicia contó que en Andalgalá pasó por una situación idéntica. "Sé que acosaba a otros chicos, pero por ser un pueblo muy religioso, se callaban. Yo también soy católica, pero Dios no tiene la culpa, yo sigo creyendo en Dios y en la virgencita", sostuvo. 
La mujer contó que su hijo pudo rehacer su vida y que se encuentra en el último año de la secundaria. Vive en Andalgalá con su padre y se dedica a hacer deportes.
Analía estará hoy en la audiencia junto a Alejandra, "con ella somos una sola familia", agregó. "Yo tengo mucha fe en que mañana se va a hacer justicia. Por mi hijo y por muchos chicos", concluyó.