jueves 1 de diciembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
una mujer de 59 años, en la zona alta de la ciudad

Pagó 450.000 pesos a ladrones que le mintieron que tenían a su hijo

La llamaron y la hicieron escuchar los gritos de ayuda de su hijo presuntamente secuestrado. Hay cinco arrestados.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Redacción El Ancasti
Alrededor de la 1 de la mañana de ayer Alicia Eleonora Córdoba, de 59 años, atendió el teléfono en su casa y nunca imaginó que viviría uno de los momentos más tensos. Voces desconocidas le aseguraban que tenían secuestrado a su hijo y le harían daño si no les daba lo que le pedían.

"Me llaman y me dicen que tenían a mi hijo secuestrado. Después me pasan con él y escucho que me empiezan a decir: 'Mamá, mamá por favor me tienen apresado. Arriba hay dólares me dijo. ¿Arriba? Y le digo, ¡no si los dólares fueron al banco! Y ahí me dice el tipo (el presunto secuestrado) No, no  busqueló ahora, tienen que estar!!!", relató la mujer en diálogo con El Ancasti.

Aún consternada por el momento vivido y por su estado de salud (sufrió un ACV que la dejó casi inmóvil de una mano y brazo), detalló como ocurrió el hecho en su domicilio ubicado en Guillermo Correa al 400, en la zona alta de la ciudad. 

Señaló que el dinero se encontraba efectivamente en una caja, pero a una altura considerable a la que ella no podía subir y debía tenerla lista para la llegada de los delincuentes.

Contó que llegaron y ella los recibió. Era una pareja. "El tipo (por el delincuente) me pedía 10.000 dólares, pero como yo no podía subir a la silla entraron ellos a la casa, hacia la habitación, y sacaron de la caja todo lo que había, 30.000 dólares y se fueron", contó.

La mujer siempre creyó que tenían a su hijo, y a los minutos que se marcharon llamó a su hijo, pues los malvivientes le habrían dicho que iban a dejarlo ir.

"Yo lo llamo a mi hijo por teléfono y me dice acá estoy, pero bien, y ahí nomás vino a casa". Allí comprendió que todo había sido un engaño.

La mujer brindó al personal de Investigaciones todos los datos que pudo. Que los sujetos le dijeron que eran "presidiarios". Que se trasladaban en un auto oscuro.

Ayer se realizaron allanamientos por orden del fiscal Roberto Mazzucco (ver aparte).
 
Arrestados y secuestros

El fiscal Roberto Mazzucco ordenó una serie de medidas y procedimientos una vez que tomó conocimiento del hecho. 

Así, durante la mañana y siesta de ayer se llevaron a cabo varios allanamientos y registros simultáneos. Uno de ellos en la casa de la familia Traico, de la comunidad gitana. Se secuestraron varios teléfonos para peritar y un auto similar al descripto por la víctima, un Ford Fiesta Max nuevo. Hoy podría haber más novedades.

En tanto en la madrugada de ayer, después del hecho mencionado, Judith Soria denunció que recibió un llamado con la misma modalidad, pero por fortuna no lograron consumar el delito.
 

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
disparo al aire tras el triunfo de la seleccion argentina, hirio a su hijo y se fugo

Te Puede Interesar