sábado 3 de diciembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
El fiscal había pedido 10 años de prisión

Lo condenaron a 7 años por abusar de la hija del amigo

El sujeto había negado ser el autor del aberrante hecho. El fallo fue por mayoría de votos.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Redacción El Ancasti
Por mayoría de votos de los jueces de la Cámara en lo Criminal de Primera Nominación, Fernando Esteban y el subrogante Porfirio Acuña y la disidencia de Carlos Roselló, Luis Romero fue condenado a sufrir la pena de 7 años de prisión tras ser encontrado culpable de abusar sexualmente de su vecina e hija de su amigo. 

El fiscal de Cámara, Jorge Silva Molina, había pedido la pena de 10 años de cárcel.
Durante el debate Romero habría negado rotundamente ser el autor del hecho. 

Según explicó, la tarde del 7 de febrero del año pasado había concurrido a la casa de su amigo pero con otra intención, y aseguró que no fue el único que estuvo en la casa de la víctima. 

El condenado habría admitido que le enviaba mensajes por whatsapp a la niña de 13 años, pero solo para comunicarse con su padrastro, con quien eran amigos desde pequeños. 

En tanto, la madre de la víctima y su padrastro habrían reiterado lo vertido en la denuncia presentada.
Asimismo, sumaron que la menor debió ser enviada a otra provincia, ya que su estado de ánimo cambió mucho tras el ultraje.

En los argumentos, el fiscal aseguró que había pruebas más que suficientes para comprobar que la menor fue abusada. 

Según explicó a la prensa existían pericias médicas y psiquiátricas elaboradas por el CIF y también lo vertido por la psicóloga del hospital de niños. 

En tanto, aseguró que fue contundente lo explicado por la propia víctima en la Cámara Gesell. 
Es por esto que solicitó la pena de 10 años de cárcel.

La defensora Silvia Barrientos aseguró ante el Tribunal que las pruebas no eran suficientes y que a su pupilo le cabía el beneficio de la duda.

Finalmente y por mayoría de votos los jueces lo condenaron a la pena de 7 años de cárcel.

Los hechos fueron denunciados en febrero del año pasado. En aquel momento trascendió que el sujeto debió suspender su boda ya que la víctima era conocida de la familia de su futura esposa. Posteriormente se pensó que la menor era su sobrina, pero durante el debate se comprobó que la niña era su vecina e hija de uno de los mejores amigos del acusado.
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
gendarmeria detuvo a tres personas con 24 paquetes de marihuana en la merced

Te Puede Interesar