Salta

Un cura fue apartado del sacerdocio por abusador sexual

Tenía seis denuncias por hechos que involucraban a menores de edad.
jueves, 22 de octubre de 2020 · 09:24

El Tribunal Eclesiástico encontró culpable de abuso sexual al cura José Carlos Jorge Aguilera Tassin y le aplicó la máxima pena, que es la quita del estado clerical. El acusado podrá apelar en 30 días.

El prebístero Loyola Pinto y de Sancristóval dijo que Aguilera fue juzgado por seis denuncias de abuso sexual a víctimas que en el momento en que se perpetró el delito eran menores de edad. Explicó que el proceso sigue porque la defensa del ex cura aún tiene 30 días para apelar. 

El Arzobispado de Salta emitió un comunicado "con dolor y vergüenza", para informar que Aguilera ha sido considerado culpable por el tribunal colegiado conformado por orden de la Congregación para la Doctrina de la Fe y compuesto por tres sacerdotes de fuera de la arquidiócesis.

Según precisó el Arzobispado, tres de las seis denuncias contra Aguilera son sobre violaciones, "abuso sexual consistente en caricias lascivas y acceso carnal", cometidas contra menores de edad y en "oportunidades reiteradas". En cuanto a las otras tres víctimas, el Tribunal caratuló los delitos de abuso sexual como consistentes "en caricias lascivas y actos obscenos". 

A Aguilera también lo acusan del delito de falso testimonio que afectó la credibilidad de dos víctimas y de los prebísteros José María Lix Klett, Alejandro Pezet y Loyola Pinto y de Sancristóval. 

"Por la gravedad (de los delitos ) se ha sentenciado la pena máxima, que es la dimisión del estado clerical", comunicó el Arzobispado. "El compromiso de esta Arquidiócesis por conseguir ambientes sanos para nuestros niños, adolescentes, jóvenes y personas vulnerables es irrenunciable. Mientras agradecemos su valentía, tenacidad y coraje, acompañamos a las víctimas en su dolor buscando su sanación completa. Les pedimos su oración por la santidad de nuestros sacerdotes. Los delitos de unos pocos no pueden esconder el servicio diario a la comunidad de tantos y tantos. Nos encomendamos a la protección del Señor y de la Virgen del Milagro", manifestó el Arzobispado en el comunicado. 

En la justicia ordinaria Aguilera fue denunciado por abuso sexual por dos varones, quienes manifestaron que los hechos se cometieron durante su adolescencia, cuando frecuentaban la Parroquia de la localidad de Campo Santo y mantenían contacto cercano con el sacerdote, que era capellán de la Universidad Católica de Salta.

El juez Adolfo Figueroa sobreseyó al sacerdote por entender que se venció el tiempo que tenía la Justicia para actuar. 

El fiscal de Impugnación Rodolfo Villalba Ovejero interpuso un recurso de inconstitucionalidad por arbitrariedad y gravedad institucional en contra de la resolución de la Sala IV del Tribunal de Impugnación y pidió que se eleve ante la Corte de Justicia de Salta. 

El Ministerio Público Fiscal informó que hay un recurso de apelación de la Unidad de Delitos Contra la Integridad Sexual que debe resolver la Corte.

El abogado de Aguilera, Juan Casabella Dávalos, planteó que el Tribunal del Apelacion concedió la prescripción de la causa y sostuvo que el recurso de inconstitucionalidad de Villalba Ovejero fue denegado.

El defensor del ex cura argumentó que quienes lo denunciaron "nunca invocaron que tuvieron imposibilidad de denunciar". 

Otros denunciantes ante el Tribunal Eclesiástico, pero no ante la justicia ordinaria, son dos hermanos que manifestaron haber sido víctimas de abuso sexual cuando eran adolescentes también, en la década de los 90. Uno de ellos dijo que fue abusado por el cura Emilio Lamas, quien afronta un proceso penal por abuso sexual en perjuicio de otras dos víctimas.

Estos hermanos fueron denunciados por "extorsión" por el abogado de Aguilera. "Le pedían plata a Aguilera para decir la verdad. El sacerdote les dijo que hablen conmigo, yo los grabé. Hice la denuncia por extorsión", sostuvo Casabella Dávalos. Esa denuncia fue desestimada por la Unidad de Delitos Contra la Integridad Sexual 1. "Lo presenté espontáneamente al sacerdote, en junio, en el Juzgado de Garantías 4 de Rodríguez Pipino", recordó el defensor. 

El abogado aseguró que "son denuncias falsas" las que le hicieron al ex cura, y respecto al fallo del Tribunal Eclesiástico consideró que "es un desencuentro de la Iglesia salteña, una movida del Opus Dei para quedarse con el negocio de la Universidad Católica de Salta donde Aguilera fue capellán por 26 años". Dijo que denunciará al Arzobispado, a la vez que el abogado canónico López Romano presentará una apelación ante la justicia eclesiástica.

Además de Aguilera, en Salta fueron denunciados por abuso sexual los curas Emilio Lamas, Agustín Rosa Torino, Néstor Aramayo, y el ex obispo de Orán, Gustavo Zanchetta. El cura Abel Balbi está siendo investigado a raíz de publicaciones periodísticas por la Fiscalía Federal por presuntos casos de pedofilia y trata de personas cuando estuvo asignado a una parroquia de la ciudad de Joaquín V. González, además tenía una causa civil por filiación en la que el análisis de compatibilidad de ADN dio negativo. 

En agosto, el Arzobispado de Salta informó que la Congregación para la Doctrina de la Fe confirmó la sentencia del Tribunal de segunda instancia que juzgó a Lamas. Se lo encontró culpable de los delitos de abuso sexual y lo sentenciaron a la pérdida del estado clerical, que ya es inapelable.  

Aramayo también está suspendido del estado clerical y Balbi fue apartado del ejercicio sacerdotal.

Otras Noticias