deporte

Amenazaron de muerte a la jugadora que pide por el profesionalismo en el fútbol femenino

Macarena Sánchez mostró el intimidatorio mensaje que recibió en Twitter por exponer la situación laboral a la que se ven sometidas las jugadoras de fútbol en Argentina.
domingo, 10 de febrero de 2019 · 09:42

La jugadora de fútbol Macarena Sánchez expuso la grave amenaza de muerte que recibió por redes sociales luego de denunciar que el club que integró hasta hace pocas semanas, UAI Urquiza, la despidió sin justificativo ni previo aviso, al tiempo que la tenía bajo un contrato irregular de trabajo a causa de que el fútbol femenino no ha sido profesionalizado en Argentina.

"Hace 20 años que juego al fútbol. Siempre viví exclusión y discriminación. Desde que inicié la denuncia de público conocimiento no paro de recibir mensajes con insultos y agravios, pero todo tiene un límite. Hoy me llegó este mensaje", escribió Sánchez desde su cuenta de Twitter, y compartió una captura de pantalla de lo que le llegó por mensaje privado.

"Maca, hay muchas personas enojadas por tus denuncias. Hay bastante dinero por tu cabeza... vas a morir muy pronto", sostiene el mensaje que le envió la cuenta "PuchadeMachi", la cual ha sido suspendida por Twitter. El texto fue acompañado con una imagen de una mano sosteniendo una pistola, rodeada de sangre, sobre asfalto.

El 5 de enero Sánchez recibió una llamada del director técnico del Club Deportivo UAI Urquiza, en la que le informó que ya no requerían sus servicios como jugadora. La deportista no sólo no podrá volver a jugar en otro club hasta que no comience el próximo Torneo de Primera División A a mitad de año, sino que no podrá ser indemnizada como corresponde por sus tareas de jugadora profesional ya que la AFA no profesionalizó el fútbol femenino, a pesar de que la FIFA elaboró un reglamento para esto. Por lo tanto, en su contrato laboral --y el del resto de sus compañeras-- figura que realiza actividades "administrativas" para el club.

"La sociedad y los dirigentes están atravesados por el sistema patriarcal, el fútbol ha sido siempre un ambiente muy retrógrado y misógino desde siempre y eso pone el freno para que el fútbol femenino crezca", analizó la futbolista en diálogo con el programa Métodos Poco Claros, conducido por el periodista Ezequiel Orlando. "Esto influye en la diferencia con el fútbol masculino de brecha salarial o cuestiones básicas como no tener obra social", planteó.