Elecciones 2019

Carrio trató de "traidores" a quienes usan el corte de boleta en las provincias

La diputada cerró anoche un encuentro partidario junto a Horacio Rodríguez Larreta. También habló del feminismo: “Yo no quiero mostrar tetas caídas frente a la Catedral”.
viernes, 18 de octubre de 2019 · 10:46

“Acompaño a la fórmula presidencial, y hay que acompañar a María Eugenia Vidal. ¡Los de Cambiemos que estén usando el corte de boleta en la provincia de Buenos Aires se llaman traidores!”, se despachó Elisa Carrió a los gritos, y el auditorio la ovacionó.

Incómodo, Horacio Rodríguez Larreta fue el único que no aplaudió, y aprovechó el griterío para darle un sorbo al vaso de agua.

“¿A quién se refirió cuando habló de traidores y del corte de boleta?”, se le consultó a la líder de la Coalición Cívica un rato después, en un breve cruce detrás del escenario, mientras el lugar empezaba a vaciarse. “Conurbano”, respondió la diputada, seca.

“¿Intendentes?”, insistió este medio. “Conurbano”, repitió Carrió anoche, en el día de la Lealtad, y se perdió entre sus custodios y los colaboradores que la acompañaban.


No quiso dar nombres. Pero los intendentes del PRO del Gran Buenos Aires desplegaron desde la debacle electoral del oficialismo en las PASO una agresiva estrategia para tratar de retener sus distritos, una maniobra que obligó a Mauricio Macri hace casi un mes a convocarlos uno por uno, a solas, a su despacho de Casa Rosada.

Algunos de esos jefes comunales ya hablan abiertamente de “pos macrismo”, un proyecto que incluye a Rodríguez Larreta como uno de los principales referentes.

A diferencia del acto partidario de hace algo más de diez días en Club Aráoz, en Palermo, en el que por ejemplo apuntó directamente contra Rogelio Frigerio -"nos entregó en toda la Nación", había dicho sobre el ministro del Interior, al vincularlo, de nuevo, con el PJ-, Carrió avisó anoche que esta vez no metería la pata. Aquella noche, tuvo que intervenir el propio Macri, por primera vez, para defender al funcionario: “Confío en él, todo lo hizo bajo mi conducción”.

“Yo meto la pata pero digo la verdad”, aclaró “Lilita” en la noche de ayer, enseguida, ante un grupo de diputados del PRO, los principales dirigentes de la Coalición Cívica y cientos de fanáticos, en su mayoría de la tercera edad, en El Teatro del barrio porteño de Flores, en el que hace unos días tocó la banda de rock La 25 y en el que dentro de dos fines de semana hará lo propio Divididos.

A poco más de una semana de las elecciones, y a menos de 48 horas del acto en el Obelisco, Carrió volvió a desplegar su carisma para arengar a sus simpatizantes. “La Coalición Cívica es un milagro. No se depriman algunos del PRO, nosotros pasamos del 1,8, al 34. Uno tiene que acostumbrarse a la adversidad, porque la adversidad te fortalece, te da dignidad, y si no hay batalla, ¿para qué? Ellos caminan creyendo en la victoria, nosotros vamos camino al triunfo definitivo de la República”, vociferó.

Y desplegó todo su repertorio. “Ahora hay algunos en la Nación que dicen ‘ya perdimos, ¿qué vamos a hacer? Tenemos miedo’", remarcó, y se refirió, sin menciones, a los que “ya se acomodaron”: "Eso es lo peor, son acomodaticios”, agregó.

“Yo recorrí toda la Nación, no saben el afecto, cuando lo llamé a Macri le dije ‘mirá, ¡esto está divino!’. Yo no sé por qué tienen miedo. Solo tienen miedo los cobardes. Para mí es la gloria o Ezeiza, y Ezeiza también es mi gloria, porque Dios entra en Ezeiza”, dijo. “Cuando los pueblos construyen con esfuerzo, los funcionarios dejan de tener soberbia. Y cuando los pueblos construyen con esfuerzo dejan de volverse volátiles. ¡Prefiero una minoría del 35 que sea un tronco a una mayoría volátil del 60 que se da vuelta todo el día!”, volvió a forzar la voz para el delirio de la platea.

“Nos shockea la falta de éxito. Tenemos que terminar con las internas entre nosotros, buscar la decencia, y para convocarlos yo le creo a este Presidente, se lo que pasó, y soy dura. Tampoco creo que mejoremos por el acto mágico económicamente, no lo voy a decir. No va a ser así. Pero va a ser. Y lo importante es que sea”, insistió Carrió.

Y usó unos minutos para hablar de feminismo, después del encuentro multitudinario del fin de semana en La Plata. “No me corran por izquierda. Ni muchas feministas ni muchos de derechos humanos, porque si hoy se condena a los violadores es por nuestra reforma del 97. Y si hoy han bajado los abortos es por nuestra ley de salud reproductiva. A los machos no los quiero, ni mujeres ni hombres. El macho cruel puede ser una mujer también. Yo tengo el deber de decirles en nombre de ser la primera candidata a presidente mujer, que tuvo los primeros cargos parlamentarios de las presidencias importantes como mujer, que tenemos dos tercios de mujeres en representación en el Parlamento, que es la dignidad y la diferencia lo que nos caracteriza", lanzó primero.

Y siguió. "Yo no quiero ser hombre, no quiero dejar de pintarme las uñas, no quiero mostrar tetas caídas frente a la Catedral. Y eso no significa que nos convirtamos en machos crueles, agresores y violentos. Eso no es feminismo, eso es violencia”, lanzó en alusión al grupo de mujeres que se manifestó frente a la Catedral platense en reclamo por las históricas posturas de la Iglesia, antes del multitudinario y pacífico evento.

 

Fuente: Infobae. 

 

Más de