Recesión

Fabricantes de carrocerías alertan por 3.000 despidos

"El sector se encuentra en una crisis terminal que recuerda la crisis que atravesó en los años 90 y pone en riesgo más de 3.000 puestos de trabajo", dijeron
lunes, 30 de julio de 2018 · 09:54

 La Cámara de Carroceros de Ómnibus de Larga Distancia (CALADI) advirtió hoy que el sector atraviesa una "crisis terminal" y alertó por la posible pérdida de unos 3.000 puestos de trabajo.

Este sector industrial señaló que la situación es producto de la caída en la demanda por la crisis económica del país y "la competencia desleal de aerolíneas low-cost subsidiadas" por el Gobierno nacional.

Asimismo, señaló entre las causas de la crisis sectorial la "importación descontrolada" de carrocerías desde Brasil por parte de las empresas que operan rutas de larga y media distancia en el país.

"El sector se encuentra en una crisis terminal que recuerda la crisis que atravesó en los años 90 y pone en riesgo más de 3.000 puestos de trabajo", dijo la Caladi en un comunicado en el que precisa que las fábricas se encuentran trabajando al 20% de su capacidad instalada.

Las fábricas vienen implementando suspensiones de turnos para hacer frente a la caída en la demanda de carrocerías por parte de las empresas de transporte.

La Caladi dijo que crisis es producto del incumplimiento por parte del Gobierno nacional de un acuerdo Flex firmado con el sector automotor. El protocolo 42 del Acuerdo de Complementación Económica (ACE) 14, establece que por cada dólar que se exporta a Brasil se puede importar 1,5 dólares, a lo que se denomina flex o cupo.

De este modo, por cada carrocería terminada en Brasil e importada a la Argentina se debían importar 1,5 chasis para ser carrozados en el país.
Sin embargo han ingresado al país 316 chasis carrozados desde Brasil y se han importado 264 chasis para carrozar en Argentina, según Caladi.

 "Es una relación completamente inversa a la acordada que termina golpeando la industria nacional en beneficio de la brasilera", señaló la Cámara. Y resaltó la "altísima inversión" realizada durante los últimos años en el polo productivo del Gran Rosario, sede de histórica de las carrocerías de ómnibus.

Esas inversiones fueron para desarrollar nuevos productos, aumentar la capacidad instalada, incorporación de tecnología y nuevos puestos de trabajo duplicando la plantilla de trabajadores.

Tres meses críticos

La cámara explicó que las carroceras sufren un brusco freno desde hace tres meses, lapso durante el cual trataron de "sostener la situación", pero que ahora "se volvió crítica".

Otra de las causas de la crisis es que las empresas de transporte de corta, media y larga distancia, dejaron de demandar nuevas unidades, producto de la propia crisis que transitan.

"La recesión y la competencia con el transporte aéreo subsidiado afectó a las empresas de transporte de pasajeros, que son nuestros principales clientes", señalaron desde Caladi.

La entidad aclaró que el Gobierno nacional anunció esta semana una línea de créditos para renovar la flota de transporte, pero ese programa de préstamos sólo alcanza a las empresas de transporte urbano, o sea los transportes de corta distancia.
 

Otras Noticias