En Trelew

Cerró la fábrica de la camiseta de la selección: más de cien despidos

Sedamil les comunicó a los trabajadores el cierre definitivo de su planta, con 107 despidos. La compañía argumentó no poder competir con la importación.
miércoles, 29 de noviembre de 2017 · 08:29

La política de apertura comercial se cobró ayer otra víctima: la textil Sedamil, encargada del hilado de la nueva camiseta de la Selección Argentina de Fútbol, decidió el cierre definitivo de su hilandería en Trelew, Chubut.

La empresa había pasado por distintas instancias antes del cierre, como la suspensión y el ofrecimiento de retiros voluntarios a sus 107 trabajadores que finalmente quedarán en la calle.

Según trascendió de fuentes gremiales, el acuerdo por el cierre de la hilandería contemplaría reconocer el 110 por ciento del sueldo bruto en el cómputo de las liquidaciones a pagar en seis cuotas y una ayuda vía Repro proveniente del Ministerio de Trabajo durante otros seis meses por la mitad del salario, pero para ello los trabajadores de la textil deberán acogerse al marco de retiros voluntarios. Esta obligación es para que la empresa pueda continuar con los subsidios en otros sectores, como la tintorería, que todavía se encuentran en funcionamiento.

Es la textil más importante de Trelew, con casi 40 años operando en esa localidad, pero ya hacía once meses que se encontraba en serias dificultades y con la paralización de la producción. Toda la actividad textil está en crisis en la localidad chubutense, con reducción de jornadas laborales, atrasos en los pagos, adelanto de vacaciones.

Por su parte, acceder a los Programas de Recuperación Productiva  (Repro) se hace cada vez más difícil para las pymes y en la mayoría de los casos no son suficientes para evitar el cierre. “Están destruyendo absolutamente todo lo que es la producción”, aseguró el secretario adjunto de la Asociación Obrera Textil (AOT), Sergio Cárdenas. 

El año próximo el seleccionado argentino disputará el Mundial de Rusia con una camiseta oficial de la marca de las “tres tiras” a partir de tela confeccionada por Sedamil. La empresa elaboró un entramado que se hace con poliéster especial para contener la transpiración, en un trabajo que demandó más de tres meses, entre el diseño, las pruebas y la puesta a punto para su elaboración. Pero la compañía fue noticia por las suspensiones de empleados en los sectores de hilandería y tintorería debido a la falta de producción resultante de la apertura de importaciones y la reducción del mercado interno.

 

Otras Noticias