ELECCIONES 2017

En el Gobierno hay malestar con Carrió, por sus dichos sobre Maldonado

La acusan de "meter la pata" en los finales de campaña, de cara a las elecciones. En las últimas horas, comparó el caso de Maldonado con el del Walt Disney, debido a la conservación del cuerpo en aguas heladas.
jueves, 19 de octubre de 2017 · 15:07

En medio de los conflictos que desata el caso Maldonado y justo el día de cierre de campaña, algunos funcionarios del Gobierno dejaron trascender que existe malestar con las desafortunadas declaraciones recientes de la candidata a diputada de Vamos Juntos en la Ciudad de Buenos Aires, Elisa Carrió, y acordaron con ella suspender las últimas apariciones públicas televisivas de la campaña para las elecciones del domingo.

"Esas apariciones se habían suspendido antes", señalaron en el entorno de Carrió. Y replicaron que el Gobierno "no debería criticar a Lilita y debería preocuparse de conducir los servicios de inteligencia" que no pudieron evitar el caso de la desaparición de Santiago Maldonado y del conflicto con la Resistencia Ancestral Mapuche (RAm) en Esquel.

"Lilita dijo las cosas que dijo por su intención de que aparezca con vida y no lo hizo de mala fe", dijo un allegado a la diputada de la CC. Además, puso de relieve que Carrió pidió perdón a la familia.

También señaló que desde el entorno de Carrió se percibe cierta frialdad en el trato con la Casa Rosada en los últimos tiempos. La diputada revisa medidas del Gobierno. Quiere evitar un exceso de decretos de necesidad y urgencia y está estudiando a fondo proyectos de ley del Poder Ejecutivo "porque ella no va a votar cualquier cosa".

Desde la Casa Rosada se pudo comprobar el malestar. "En los finales de las campañas Carrió suele meter la pata y tenemos que amordazarla", señaló entre los pasillos un alto funcionario.

Se refería a dos recientes declaraciones públicas desafortunadas de Carrió. En el debate entre candidatos, ella había dicho que "hay un 20% de posibilidades que Maldonado esté en Chile". El martes último, en tanto, luego de encontrado el cuerpo que podría ser de Maldonado, al referirse al estado de descomposición por las aguas heladas del río Chubut, comparó esa situación con la de Walt Disney.

Luego de ello, le pidieron a Carrió que suspendiera todas las apariciones televisivas para el final de la campaña: tenía previsto participar en programas en Canal 13, Telefé y en América TV.

"No puede pasar por alto que hay una familia y hay que respetarla. No se puede decir cualquier cosa. Cuando Lilita competía contra nosotros en otras campañas, en el final de campaña se ponía mística y decía cualquier cosa y bajaba diez puntos", señalaron estudiosos de campañas de la Casa Rosada, muy cercanos al jefe del Gabinete, Marcos Peña.

Otros la rescatan y dicen, por ejemplo, que "la sinceridad con la que habla, como en el living de su casa, es lo que le da tanta credibilidad". Lo cierto es que se percibe una fuerte tensión entre el macrismo y la CC.

De todos modos, tanto en Balcarce 50 como en el entorno de Carrió desestiman que los errores discursivos de Carrió por el caso Maldonado puedan torcer el rumbo general de las elecciones. Y ambas partes ratifican la solidez de la alianza en el frente Cambiemos.

"Diez días antes de las PASO desapareció Maldonado y cinco días antes de las generales aparece. Es todo muy raro y el Gobierno debería ocuparse de conducir mejor sus servicios de inteligencia. Tenemos tantos servicios y no podemos anticipar nada", dijo en medio del nerviosismo un allegado a la diputada de la Coalición.

"Lo que dijo ella lo dijo por estar nerviosa, no por mala persona. Ella quiere que aparezca con vida y por eso tenía esperanza de que esté en Chile", señalan en el círculo íntimo de Carrió. Los cortocircuitos del final de la campaña hacen replantear a futuro la relación entre Macri y la diputada de la CC, que nunca fue fácil, y que, por ahora, ambas partes se proponen preservar. Posiblemente, todo termine en una foto en Olivos con un final feliz.

Fuente: La Nación.

 

Otras Noticias