martes 27 de septiembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

De la Sota persiguió y atrapó a presuntos incendiarios

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
28 de septiembre de 2006 - 00:00
CORDOBA (DyN) - El gobernador de Córdoba, José Manuel De la Sota, persiguió y cruzó su automóvil ante una camioneta e hizo que sus custodios detuvieran a sus cinco ocupantes, sospechados de ser incendiarios, pero luego la Justicia constató que nada tenían que ver con la acusación y fueron liberados.

El hecho fue admitido por el propio mandatario, quien justificó su actitud en su preocupación por los incendios y la posibilidad de que sean intencionales, según informó en su edición de hoy el diario La Voz del Interior.

La detención se produjo cuando De la Sota se dirigía al Hospital Domingo Funes, en momentos que se evacuaba el lugar por los incendios en las sierras. El coche del gobernador iba por la ruta 38 detrás de dos camionetas, cuándo los ocupantes de una ellas alertaron a un móvil policial que en el otro vehículo se transportaba un supuesto grupo de incendiarios. Como el patrullero no arrancaba, De la Sota, que había escuchado la conversación, no vaciló en hacer cruzar su automóvil frente a la camioneta sospechosa y dispuso que su custodia detuviera a las cinco personas.

De la Sota, ayer en la ciudad de Villa María y cuando los detenidos ya estaban libres, dio su versión de lo ocurrido: "El auto de la Policía estaba parado, yo acelero mi auto y la seguí a la camioneta y le crucé el auto adelante", dijo el mandatario. "La camioneta se paró, yo me bajé e hice bajar a las personas y asustadas de que el gobernador los parara en la calle, llegó la Policía los puso contra la pared, hizo una inspección del vehículo. No encontraron elementos de fuego, pero las personas fueron detenidas por la denuncia que habían hecho los que venían en la otra camioneta que quedó 500 metros atrás", contó.

Agregó que "la fiscal Hillman, que está a cargo de todo, con una diligencia realmente maravillosa, ordenó la detención de estas personas y que comparecieran los denunciantes, se los llevaron a la comisaría y comenzaron las actuaciones judiciales".

Al justificar su acción, expresó: "Yo no sé si eran o no eran, yo cumplí con mi deber de ciudadano de tratar de que no se escapen y es lo que tenemos que tratar de hacer todos. El que prende fuego es un asesino, tenemos que darle gracias a Dios de que no tengamos muertos". Luego por testimonios la fiscal determinó que no eran las mismas personas que habían sido denunciadas. Un hombre que se identificó como Oscar, residente en santa María de Punilla, dijo a radio Cadena 3 que dos de los detenidos eran sus hijos, quienes habían ido a jugar un partido de fútbol y que nada tenían que ver con los incendios.

Censuró la actitud del gobernador porque sus hijos y las otras personas, entre ellas dos carniceros del pueblo, estuvieron presos toda la noche, hasta que los liberaron ayer a la mañana. Aseguró que la Policía les pidió disculpas porque se había tratado de una equivocación.

Te Puede Interesar