lunes 17 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Ofrecerán $ 100.000 pesos por datos sobre la maestra desaparecida

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
20 de septiembre de 2006 - 00:00
Tucumán (Télam).- Una recompensa de 100 mil pesos será ofrecida por el Ministerio del Interior de la Nación para quien aporte información que ayude al esclarecimiento del caso de la docente tucumana Beatriz Argañaraz, quien se encuentra desaparecida desde el 31 de julio pasado. La familia Argañaraz se había quejado por la falta de apoyo económico para la investigación, pero desde Buenos Aires un vocero

del ministro Aníbal Fernández aseguró a la prensa que faltaba un pedido oficial de la fiscal de Instrucción que interviene en el caso, Adriana Giannoni.

No obstante, sin esperar el requerimiento formal, el propio Fernández se comunicó con el presidente de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán, Alfredo Dato, quien le informó que el ministro fiscal Luis de Mitri (de quien dependen los fiscales) le iba a presentar la nota. "En los próximos días se publicarán (en todo el país) los avisos en los que se informará sobre la recompensa disponible", aseveró a los medios de prensa tucumanos un vocero del ministro del Interior.

Semanas atrás, el propio ministro Fernández recibió a familiares de la docente, encabezados por Liliana Argañaraz, hermana de la maestra, a quienes les ofreció apoyo logístico y económico del Gobierno para esclarecer el caso. Por el momento, las ex religiosas Nélida Fernández y Susana Acosta son las únicas imputadas por el caso, pero la fiscal Giannoni, que lleva adelante la investigación, conjetura que ambas habrían contado con la ayuda de una tercera persona, que podría ser Luis Fernández.

La funcionaria judicial quiere saber detalladamente qué hizo Fernández, quien es remisero, entre el 31 de julio, cuando desapareció la docente, y los días posteriores. Hace diez días, Giannoni obtuvo un informe del Colegio de Bioquímicos y Farmacéuticos de la Capital Federal, según el cual las muestras de manchas tomadas en la casa de Acosta y Fernández, únicas detenidas por el caso, coinciden -en cuanto al tipo- con las de la madre y hermana de Argañaraz.

Los resultados de la prueba que había sido enviada a la Capital Federal para su procesamiento tenían por fin determinar si las muestras de sangre encontradas en la casa y en el auto que compartían Acosta y Fernández pertenecen al mismo tipo que al de Beatriz Argañaraz.

La pista en la que trabaja con firmeza la fiscal Giannoni es la de alguna diferencia laboral entre las imputadas y Argañaraz, quien estaba a punto de ser nombrada directora del colegio Padre

Roque Correa, en el que trabajaba junto a Acosta. Leonardo Coria y Carlos Picón, abogados de la familia Argañaraz, conjeturan que la docente habría descubierto irregularidades en el manejo de fondos en el colegio, que habrían involucrado a las imputadas, lo que habría sido el móvil de la desaparición de la docente.
Temas

Te Puede Interesar