jueves 26 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Lula va por la segunda vuelta

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
2 de octubre de 2006 - 00:00
Brasilia - El presidente Luiz Inácio Lula da Silva se imponía anoche en las elecciones presidenciales de Brasil y disputaba palmo a palmo la posibilidad de evitar la confrontación con el socialdemócrata Geraldo Alckmin en la segunda vuelta, según los resultados provisorios publicados en internet por el Tribunal Superior Electoral (TSE).

Pasadas las 22 (misma hora en la Argentina), Lula tenía 49,43 por ciento de los votos válidos -excluidos los sufragios en blanco y los nulos- contra 40,75 por ciento de Alckmin y 6,81 por ciento de la socialista Heloisa Helena, cuando se llevaba escrutado 88,31 por ciento de las urnas.

Se emitieron unos 104,80 millones de votos sobre un padrón de 125,91 millones de ciudadanos.

De todos modos, el vocero de Lula para la prensa internacional, Giancarlo Summa, dijo a Télam que había que esperar para descartar la victoria en la primera vuelta porque aún faltaban "contabilizar muchos votos del nordeste" brasileño, donde los pronósticos señalaban amplias preferencias por el presidente.

De mantenerse la tendencia, Lula y Alckmin deberán dirimir el próximo 29 de octubre cuál de los dos será a partir del 1 de enero de 2007 el presidente de Brasil por los siguientes cuatro años.

Para esa eventualidad, una simulación del privado Instituto Brasileño de Opinión Pública y Estadística (Ibope) proyectó un triunfo de Lula por 52 a 48 por ciento de los votos válidos.

Hasta hace tres días todas las encuestas auguraban que Lula ganaría la reelección en la primera vuelta, pero el escándalo que surgió cuando dirigentes de su partido fueron detenidos mientras se disponían a comprar información para desacreditar a un candidato opositor y su deserción del debate televisado el jueves pasado modificaron la voluntad de muchos votantes.

De todos modos, diversos analistas coincidían con Summa en que la tendencia no era definitiva, ya que los primeros votos escrutados correspondieron a grandes conglomerados urbanos, más favorables a Alckmin, en tanto faltaba computar los sufragios de vastas zonas del nordeste, más proclives a ratificar a Lula.

De hecho, el escrutinio comenzó con una diferencia de alrededor de tres puntos que fue ampliándose con el correr de la noche. Lula había llegado a obtener 49,60 por ciento de los sufragios, pero luego había caído a 49,43 por ciento.

Los analistas señalaron también que el presidente se veía perjudicado por la alta tasa de abstención (16,77 por ciento), ya que en general quienes no van a votar son personas de bajos recursos, mucho más identificadas con el mandatario de origensindical que con el gobernador del poderoso estado San Pablo.

Asimismo, conspiraba contra las posibilidades del presidente de evitar la segunda vuelta el caudal de votos obtenidos por la senadora Helena, hasta hace tres años integrante del Partido de los Trabajadores (PT) de Lula y expulsada por haber votado en el Congreso en forma opuesta a la decisión partidaria.

Otros datos destacados de la jornada eran las amplias victorias de los candidatos socialdemócratas a las gobernaciones de los prósperos estados San Pablo y Minas Gerais, José Serra y Aécio Neves, respectivamente, que, de confirmarse, los convertiría en ganadores sin necesidad de ballotage y los perfilaría como presidenciables para 2010.

Serra, quien fue ministro de Salud del anterior presidente, Fernando Henrique Cardoso, e iba a ser el objeto de la maniobra de compra de información descubierta, obtenía 58,69 por ciento de los votos contra 31,15 por ciento del candidato de Lula, Aloizio Mercadante.
Seguí leyendo

Te Puede Interesar