martes 31 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Movimiento

NO sujetador: una tendencia que crece en todo el mundo

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Las prendas de vestir cambian de acuerdo a las sociedades y los momentos históricos. Hoy son cada vez más las mujeres que deciden dejar de usar sostenes, una práctica que comenzó en Francia y alcanza cada vez más rincones del planeta.

Recientemente el grupo IFOP/Xlovecam realizó una encuesta para conocer el porcentaje de mujeres francesas que continuaron con la tendencia de NO sujetador y sujetadores que comenzó luego del confinamiento.

De acuerdo a los datos relevados en la encuesta, cada vez más mujeres especialmente jóvenes menores de 25 años, deciden no usar más sostenes. Antes de la pandemia solo el 4% no usaba esta prenda, mientras que durante el confinamiento ese porcentaje ascendió a 20%.

La tendencia conocida como No-bra o NO sujetador comenzó en Francia y comenzó a expandirse hacia todo el mundo. Cada vez más mujeres se suman a este movimiento para vivir sus cuerpos con mayor libertad y comodidad.

Los inicios del No-bra en Francia

Como mencionamos anteriormente, este movimiento comenzó a forjarse en Francia especialmente durante la época de confinamiento debido a la pandemia de Covid 19. En ese momento, en donde cada persona debía quedarse en su casa, las mujeres decidieron empezar a decirle no a los sostenes.

Si bien las pioneras de esto fueron mujeres menores de 25 años, lo cierto es que son cada vez más las mujeres de distintas generaciones que se suman a lo que pareció ser una moda, pero que evidentemente es mucho más.

La liberación fundamentada

Más allá de que la adopción del no uso de sostenes se haya popularizado entre las mujeres de muchos países del mundo sin mostrar un fundamento por ello, estos fundamentos existen y François Kraus (IFOP) los identifica.

En primer lugar se puede distinguir el fundamento que busca que cada vez más las mujeres puedan disfrutar de sus cuerpos de una forma más libre, sin opresiones y sin prejuicios sobre ellas.

Por otro lado, y en sintonía con lo mencionado anteriormente, se busca que cada mujer puede vivir la liberación de su cuerpo, entendiéndola como una nueva manera de vivir la moda y los roles son tantas imposiciones ni dolores en el cuerpo.

sujetador publi 2.jpg

¿Sostén sí o no?

Los sostenes son una prenda de vestir femenina que lleva muchos años en el mercado. Fueron el resultado de las luchas de los movimientos feministas por dejar de utilizar el corset, una prenda rígida y opresora que era impuesta a las mujeres antaño.

En la década de 1960 las feministas francesas decidieron comenzar a usar sostén en lugar de corset como símbolo de su lucha y libertad, disfrutando de una mayor comodidad en las prendas que vestían sus cuerpos.

Los sostenes, prendas que fueron reflejo de un gran avance en materia de derechos de las mujeres en Francia y en el resto del mundo, en la actualidad comienzan a ser cuestionados como en aquel momento lo fueron los corset.

La evolución de la historia

Evolucionar como sociedades nos lleva a encontrarnos con nuevos desafíos y a enfrentar lo que en algunos momentos pueden parecer contradicciones. Las mujeres que adhieren al movimiento feminista en la actualidad, al menos muchas de ellas, eligen hoy no usar sostén.

Y esto no es una muestra de contradicción frente a lo que alguna vez lograron las primeras feministas francesas, sino que es un nuevo cambio que implica el dejar de usar una prenda que muchas veces puede resultar incómoda y restringir la libertad del cuerpo.

En el siglo XX las mujeres reclamaban por su libertad y por su lugar en la sociedad y decidieron dejar de usar los corset, aquellas prendas rígidas que imponían una forma de cuerpo y coartaba su libertad.

Hoy en día las sucesoras de ellas plantean que el uso de sostenes continúa asfixiando la libertad de sus cuerpos y están dispuestas a dejar de usarlos en pos de su comodidad y su autonomía.

Son cada vez más las mujeres de todas las edades que se suman a esta tendencia de no sostén que no para de crecer alrededor del mundo. Adolescentes, mujeres jóvenes, adultas y ancianas deciden dejar de oprimir sus cuerpos y sumarse al movimiento del no sostén.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
lanzan el plan mi bano

Te Puede Interesar