viernes 16 de febrero de 2024
Ada Rizzardo de Morales

"Nadie en 32 años se acercó a mi casa a pedir una disculpa; creo que no lo van a hacer, son cobardes"

Colocaron un banco rojo, símbolo en la lucha de la erradicación de la violencia de género en el monolito de María Soledad Morales.

“¿Cuantos secretos habrá debajo de estos árboles?” Este sábado 10 de septiembre se cumplieron 32 años del triste hallazgo del cuerpo de María Soledad Morales en un monte cercano a la avenida Presidente Castillo. En ese lugar que está en la división de Valle Viejo y Capital, colocaron un banco rojo, símbolo en la lucha de la erradicación de la violencia de género.

“El dolor que nos causaron fue tan grande, tan terrible ¿Cuantos secretos habrá debajo de estos árboles? Elías (Morales, su marido) tuvo que ver a su hija toda destrozada, por eso anticipadamente se fue a estar al lado de su hija”, señaló Ada Rizzardo de Morales, que dirigió unas palabras a los presentes y algunos medios presentes.

“Todos me dicen ‘Ada, ya basta, descanse, es mucho tiempo’. Pero no es así. Pasó mucho tiempo, pero para una madre nunca los días pasan, ni los años. Nuestra Sole está presente junto a sus hermanos y sobrinos”, dijo.

“Esto era monte, tierra y piedras que arrojaron sobre su cuerpo; los asesinos no tuvieron piedad. Después de hacerle de todo en vida, después de muerta la desfiguraron para hacer creer a Elías y a mí que era una secta diabólica lo que había hecho todo esto. Realmente esa secta tiene nombres y apellidos, muchos quedaron al borde del camino. No importa. Creo en Dios y no deseo el mal a nadie, no guardo odios ni rencores contra nadie. Solamente buscamos verdad y justicia para nuestra hija soledad”.

ada morales septiembre 2022 3.jpg

Con la voz dolida, pero firme como siempre, Ada agregó: “Hoy es 10, el día que se encuentra su cuerpo, pero el 12 de este año hubiera cumplido sus hermosos 50 años. Tenía tanto ilusión, tanta vida, faltaban cuatro días para que cumpliera 18”, se lamentó, y recordó la amargura de sus abuelos. Algunos de ellos fallecieron sin conocer el veredicto de la Justicia.

Agradeció a quienes organizaron este acto y recordó “a quienes marcharon, a los que no tuvieron miedo y dijeron basta, acá estamos por justicia. A sus compañeras, que con 17 años enfrentaron al poder. No temieron y pidieron justicia, así se dio inicio a las marchas del silencio. A la Hermana Martha Pelloni, que me llamó y dijo ‘hagan de cuenta que estoy con ustedes’ y no a tantos kilómetros. Gracias a los policías honestos que quisieron hacer algo y no se lo permitieron. A mis abogados que lucharon para poder conseguir un poquito de justicia, a los medios que eran amenazados y muchos hablaron y no tuvieron miedo. Gracias a Catamarca y a todos. Sepan que Ada no guarda odios contra nadie, al contrario, que Dios les perdone lo que hicieron con mi hija, si piden perdón alguna vez. Nadie en 32 años se acercó a mi casa a pedir una disculpa. Creo que no lo van a hacer porque son cobardes que asesinaron a mi hija”, dijo por último.

María Soledad Morales fue asesinada el 7 de septiembre de 1990. Su cuerpo fue encontrado el 10 de septiembre en el lugar donde hoy hay un monolito, y ahora este banco rojo.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
colegios profesionales de catamarca solicitan una reunion con el gobernador raul jalil

Te Puede Interesar