martes 14 de mayo de 2024
Miles de fieles se concentraron en las calles para saludar a la imagen

La procesión marcó el final de las festividades en honor a nuestra Madre del Valle

Como cada mes de abril, se celebraron las Fiestas Marianas, esta vez fue en el marco de los 133 años de coronación pontificia de la Sagrada Imagen.

Bajo el lema junto a María permanezcamos en oración y en el marco de los 133 años de coronación Pontificia de la Sagrada Imagen, culminaron ayer con la procesión, las Fiestas en honor a Nuestra Madre del Valle. Como en cada oportunidad, miles de fieles devotos caminaron junto a la imagen venerada, rezando y cantando en su honor, todo fue una fiesta hasta que los pañuelos blancos y celestes despidieron a la Morena que tras el tradicional recorrido retornó a la Basílica.

Con la presencia de las principales autoridades de la provincia, encabezado por el primer mandatario Raúl Jalil y el secretario de Culto de la Nación, Francisco Sánchez; la cruz procesional comenzó a andar a las 18.00, luego del paso de las delegaciones frente a la sagrada imagen.

La peregrinación partió desde la intersección de avenidas Virgen del Valle y Belgrano, con destino a la Catedral Basílica Nuestra Señora de Valle. Metros más adelante de la cruz procesional el Obispo de Catamarca, Luis Urbanc, encabezó la procesión, mientras que las máximas autoridades de la provincia lo escoltaban.

Luego de recorrer más de dieciséis cuadras, la urna que transportaba a la Virgen fue venerada en todo el trayecto, vecinos, que adornaron su frente y muchos fieles mostraron su amor por María, cumpliendo promesas y demostrando su amor por la Virgen del Valle con aplausos y al grito de “Viva la Virgen del Valle”.

Las columnas de fieles fueron numerosas, acompañadas de música y cantos, fueron veneradas también las imágenes de San Nicolás de Bari y del Beato Mamerto Esquiú, quienes junto a sus fieles acompañaron la procesión.

Las imágenes de la Virgen y del Beato Esquiú fueron portadas por representantes de los Gauchos, Defensa Civil-Forestación, Gendarmería, Aguas de Catamarca, EC Sapem, Vialidad Provincial, Policía Federal, Servicio Penitenciario, Grupo Kuntur, Infantería y Cadetes de la Policía de Catamarca, Servidores Marianos, Tránsito Municipal de Valle Viejo, Guardianes de la Virgen, Custodia y Protocolo, Servidores del Beato Esquiú y Guardia Urbana de Valle Viejo.

Luego de bordear la plaza 25 de Mayo, la Imagen bendita arribó al Santuario donde las muestras de amor a la Virgen se hacían cada vez más intensas, mientras las campanas echaban a vuelo y sonaban los acordes de la Banda de Música de la Policía de la Provincia. El clima de fiesta se expresó con vivas y pañuelos agitados, para saludar a la Reina y Señora de este Valle y de los corazones de miles de devotos y peregrinos.

Para concluir, el obispo Urbanc brindó el tradicional mensaje que puso punto final a las festividades en honor a la Patrona de Catamarca (ver página 15).

Tras la bendición final, la imagen de la Virgen del Valle regresó a su sitial en el Camarín de la Catedral Basílica.

Colaboración

Cabe destacar que diversos organismos de la provincia y del municipio desplegaron un amplio operativo sanitario, de asistencia y seguridad en el Valle Central para garantizar la estadía de los peregrinos y devotos de la Virgen del Valle en las mejores condiciones.

Asimismo y como ocurre cada año, se observó nuevamente la solidaridad de los catamarqueños en materia de hospitalidad, colaboración y asistencia brindada a aquellos devotos que se acercaron a Catamarca a visitar a la Madre del Valle.n

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
productores y emprendedores tendran su feria fija en la capital

Te Puede Interesar