martes 16 de abril de 2024
El viernes pasado

Asumió nuevo párroco en Tinogasta

El pasado viernes, la comunidad parroquial de San Juan Bautista, con sede en la ciudad de Tinogasta, recibió a su nuevo párroco, el padre Martín Melo. La ceremonia de asunción del nuevo oficio se concretó durante la Santa Misa presidida por el obispo diocesano, Mons. Luis Urban, y concelebrada por el párroco saliente, P. Humberto Carrizo; los párrocos de Nuestra Señora de la Candelaria (Pomán), P. Sergio Chumbita y de Nuestra Señora del Rosario (Paclín), P. Martín Brizuela; y el vicario parroquial de Nuestra Señora de Fátima, P. Javier Cisternas.

Participaron de la celebración eucarística autoridades municipales encabezadas por los intendentes de Tinogasta, Ernesto Andrada y de Fiambalá, Raúl Usqueda; familiares de los párrocos saliente y entrante, agentes de pastoral y fieles de las comunidades que componen la jurisdicción parroquial.

Luego de la lectura del decreto de designación del nuevo párroco, el Obispo bendijo el agua con la cual el padre Melo roció a los presentes y luego le hizo entrega del Evangeliario, para que proclame la Palabra de Dios.

En su homilía, Mons. Urban comenzó agradeciendo al padre Humberto Carrizo por el trabajo pastoral que hizo en la comunidad parroquial y en el Colegio Sor Pierina y, a la comunidad que supo acompañarlo.

Luego afirmó que el padre Martín Melo “tiene muchísimas ganas de trabajar, es muy preparado, se forma permanentemente y sigue muy de cerca la espiritualidad ignaciana”.

“Ésta es una comunidad muy linda, ha tenido grandes sacerdotes que han prestado su servicio y el padre Martín se pone en la fila de estos grandes pastores que han tenido”, manifestó.

El nuevo parroco destacó la importancia de la parroquia que ahora le es confiada, “una comunidad con tanta historia, marcada por la figura de sacerdotes que se hicieron carne en la vida y el recuerdo de ustedes”, manifestó, señalando que “el lema de mi ministerio es ‘Amar y servir’, eso es lo que voy a intentar hacer entre ustedes, siempre atento a aprender, porque me ha quedado marcado a fuego no sólo la experiencia de caminar como Iglesia sino también el saberme discípulo en permanente aprendizaje”.

Le agradeció al padre Carrizo “el trabajo inmenso que hizo dejando no sólo una casa renovada sino también una comunidad en camino”.

Pidió orar por las vocaciones y enfatizó que “Tinogasta, que ha sido tierra fecunda de sacerdotes, tiene que reverdecer. Esta gracia de misericordia le pedimos al Señor”.

Por su parte, el padre Carrizo expresó su gratitud a los fieles “que me han acompañado con la oración, a las autoridades presentes, al Colegio Sor Pierina que me ayudó a formarme para guiarlos como representante legal, al Instituto Fray Mamerto Esquiú que comenzó como una extensión áulica y hoy es sede en Tinogasta. Gracias a las comunidades que nos están acompañando, al Coro, a los medios de comunicación y a las familias”.n

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
jubilaciones: anses oficializo los haberes minimos y maximos de mayo

Te Puede Interesar