Los vecinos están molestos ante el deterioro y mostraron fotos y videos

Preocupa el estado de la iglesia de San Antonio

En los últimos días hubo desprendimientos desde el campanario y ahora nadie puede acercarse por prevención.
miércoles, 16 de junio de 2021 · 01:09

Vecinos de la localidad de San Antonio (Fray Mamerto Esquiú), exteriorizaron su preocupación por el avanzado estado de deterioro en el que se encuentra la iglesia de este distrito. Según señalaron, presenta serios daños en su estructura, tanto en el interior del edificio como en el exterior. Algunas paredes se encuentran agrietadas, con revoques caídos y con una pintura deteriorada por el paso del tiempo, y en los últimos días se produjo el desprendimiento de revoques en el campanario, por lo que, por prevención, colocaron una cinta perimetral para evitar el paso de peatones por la vereda de la histórica iglesia.

Angustiados por esta situación, los vecinos subieron fotos y videos a las redes sociales donde se evidencia el estado de la capilla. Al mismo tiempo, dialogaron con este medio para pedir la urgente intervención de las autoridades competentes. “Pedimos que tomen acción antes de que sea tarde y tengamos que lamentarnos por perder esta reliquia que forma parte de la historia de San Antonio”, esgrimieron. 

“Esa iglesia es monumento histórico de la provincia y merece un especial cuidado. Desde hace muchos años que no se le hacen tareas de mantenimiento y por eso ahora está en este estado”, reclamaron.

La iglesia de San Antonio de Padua, ubicada en la localidad homónima del departamento Fray Mamerto Esquiú, fue declarada Patrimonio Histórico Provincial en 2017, merced a una iniciativa del entonces diputado provincial (actualmente senador) Oscar Vera, quien había destacado el valor no solo histórico y religioso, sino social de la iglesia.

De esta manera, la iglesia quedó protegida por la Ley N° 4831 de Preservación del Patrimonio Cultural e Histórico de la Provincia, sin embargo, desde el área competente (Monumentos Históricos de la Provincia, dependiente de la Secretaría de Cultura de la Provincia), no se tomaron las acciones necesarias.

Proponen cerrar el paso vehicular por el frente de la iglesia 
Por otra parte, ayer ingresó al Concejo Deliberante de Fray Mamerto Esquiú un proyecto de resolución presentado por el concejal Daniel Vildoza (JPC), mediante el cual solicita el cumplimento de la Ordenanza Nº 1147, sancionada en 2016, para que se prohíba la circulación vehicular en el tramo comprendido frente al campanario de la iglesia de San Antonio de Padua. “El espíritu de esta Ordenanza es preservar y proteger de las vibraciones ocasionadas por los vehículos que transitan por el lugar, a la iglesia y al campanario”, argumentó el edil al tiempo que agregó que “la comunidad religiosa de San Antonio manifestó que en los últimos días se produjeron desprendimientos de molduras y revoques en el sector del campanario”, señaló. 

Historia 
La iglesia fue construida en 1845 por cuanto las campanas existentes en su campanario tienen impresa esta fecha, que, según la tradición, fueron habilitadas junto con la iglesia. Cuenta con una particular arquitectura colonial; en principio tenía grandes galerías en donde los feligreses solían aguardar y pasar las fiestas patronales que duraban varios días. 

Santo 
La imagen de San Antonio que se venera en la iglesia llegó a estas tierras chacareras desde Tarija, Bolivia, y fue el padre Victoriano Tolosa quien lo tomó como santo protector del pueblo, para luego dar origen al nombre de la comunidad. Al igual que varios edificios de valor histórico, la iglesia también sufrió las graves consecuencias del sismo sucedido el 7 de septiembre de 2004, pero años más tarde fue recuperada.

Meses atrás, los vecinos de Fray Mamerto Esquiú manifestaron igualmente su preocupación por el estado de la iglesia del Señor de Los Milagros, ubicada en La Tercena, que también es Monumento Histórico Nacional. 

Otras Noticias