Reclamaron en la Capital

Familias que tomaron tierras en Valle Viejo piden no ser desalojadas

Son 60 familias que usurparon un gran predio cerca del barrio Tabacaleros, en Santa Rosa. Pidieron viviendas al IPV tras años de esperar
martes, 4 de mayo de 2021 · 01:02

Un grupo de familias que tomaron terrenos en el barrio Tabacaleros, ubicado en Santa Rosa, departamento Valle Viejo, reclamó ayer no ser desalojado del lugar, donde se asentaron hace 1 año y otros desde hace 6 meses. Reconocieron que no pueden tomar las tierras pero piden ser registrados y que se les gestionen viviendas para ellos ya que muchos hace 10 años  que están inscriptos en el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) y no salen adjudicados. 

Verónica Silva, vocera del grupo, comentó que desde hace años vienen reclamando ser escuchados ya que no se trata de un asentamiento de gente que tiene donde vivir, sino que son todos desocupados de la pandemia que se quedaron en la calle y ahora necesitan una solución porque realmente no tienen donde vivir.

“Llegamos hasta fiscalía para que nos reciban y nos recibieron pero no nos dieron respuestas. Nosotros somos 60 familias, todas sin techo. Jamás fuimos escuchados por la intendenta de Valle Viejo, Susana Zenteno, por eso queremos que alguien nos escuche; necesitamos un relevamiento para que vean la situación de las familias; tenemos gente que son albañiles, cocineras, deliverys, empleadas y otro grupo que fueron despedidos y ahora son changarines. Nadie tiene ya donde vivir. Somos personas de bien, trabajadores, y no queremos que nos abandonen”, dijo la mujer.

IPV
Asimismo sostuvieron que muchos están inscriptos en la Vivienda desde hace tiempo. Durante el reclamo, que primero fue en fiscalía y luego llegaron hasta la zona céntrica, dijeron que algunos esperan hace 10 años por una vivienda y que a pesar de renovar la documentación en varias oportunidades aún no pueden acceder a una de ellas. 
Lamentaron tener que llegar a la instancia de usurpar pero sostienen que son tierras que tienen problemas de documentación porque habrían sido cedidas en varias oportunidades y permanecían hace muchos años “abandonadas”. 

“Llegamos y era todo monte, alimañas; aquí es un peligro y sigue siendo pero no teníamos donde vivir, por eso estamos y queremos que nos ayuden, que no nos dejen solos. Somos muchas familias a quienes vendrán y nos tirarán los ranchos, así dijeron; que vendrán y arrasarán con todo eso nos dijo el fiscal. Nosotros no queremos violencia,  queremos una solución. Todos armaron sus  ranchos como pudieron y no nos dejan construir y nadie nos da ayuda. Cuando acudimos al municipio de Valle Viejo nos dicen que para nosotros no hay ninguna ayuda; cómo puede ser si también somos vecinos y seres humanos", se quejó la vocera del grupo que llevó su reclamo a la justicia y luego al centro catamarqueño. 

Otras Noticias