viernes 12 de julio de 2024
En el centro de san isidro

El Paseo de los Arcos en Valle Viejo, en estado de abandono

Las baldosas están rotas y se convierten en un peligro para los peatones. Falta alumbrado público y se volvió inseguro.

Por Redacción El Ancasti

Cuando Valle Viejo más requiere de nuevas ideas que embellezcan el paisaje urbano de una zona que en los últimos años ha incrementado notoriamente su población y por ende sus comercios, en pleno centro de la ciudad de San Isidro se erige un verdadero monumento a la desidia.  Se trata del "Paseo de los Arcos”, cuya zona peatonal se encuentra sobre el canal que recorre la vera oeste de la calle Padre Esquiú. 

Basta con hacer una mínima recorrida por los casi 300 metros que componen el trayecto para cotejar que todo aquel histórico lugar, que caracterizaba una típica postal de Valle Viejo de hace décadas, está abandonado, literalmente. Las baldosas que cubren el canal de riego que atraviesa el sector están rotas y constituye un serio peligro para los peatones, lo que se suma la falta de alumbrado público, entre otras falencias que opacan el paisaje del lugar. 

Según revelaron los vecinos y comerciantes a este diario, desde hace tiempo el sitio permanece abandonado, sin que las últimas gestiones municipales hayan elaborado algún proyecto para poner en valor este sitio que supo ser un verdadero atractivo.

 “Desde hace varios años esto está abandonado; solía ser un lindo paseo peatonal, con plantas llenas de flores que cubrían los arcos, con faros que iluminaban. De noche era un paseo obligado de los novios, la gente se sacaba fotos en este lugar, era muy lindo, pero ahora está destruido y sin alumbrado”, señaló Carmen, una vecina de la zona. 

El peligro

También, un comerciante relató que la zona se ha poblado de negocios, pero que raíz de la falta de tareas de mantenimiento, por las baldosas rotas y la escasez de alumbrado, el sitio se convirtió en un lugar inseguro, “en varias ocasiones se produjeron accidentes y arrebatos por la presencia de las zanjas, y la falta de alumbrado. Hubo personas que se cayeron en los agujeros de las baldosas y en las noches es más inseguro aún, no solamente por el peligro de caerse sino que hubo casos de inseguridad como arrebatos de teléfonos celulares y carteras. La gente no quiere ni pasar por aquí”, se lamentó Adolfo. 

El Paseo de los Arcos supo ser un ícono distintivo de Valle Viejo, sin embargo, y más allá de su relevancia, permanece olvidado, por lo que la intervención de las autoridades comunales permitiría no solamente recuperar este espacio urbano que está en la memoria emotiva de los que atesoran los mejores recuerdos en él, sino también dotar de una mejor imagen de un sector céntrico de “Las Chacras”. n

Seguí leyendo

Te Puede Interesar