Esperan acordar con el obispado ante la delicada situación que atraviesan

Puesteros de La Gruta se resisten a dejar sus puestos donde quedaron a oscuras

Las obras continúan, y a pesar de la cartelería de "No Pasar", la gente llega hasta la plazoleta de El Peregrino, donde están los comerciantes. Las ventas cayeron y la EC SAPEM les cortó la energía.
jueves, 14 de octubre de 2021 · 01:10

Mientras avanzan las obras en el Santuario de La Gruta de la Virgen del Valle, el grupo de 10 puesteros ubicados en la plazoleta del Peregrino siguen sin respuesta sobre qué pasará con ellos, quienes no acordaron retirarse tras 27 años de permanencia ni reubicarse en los nuevos locales. Ayer se reunieron nuevamente para analizar qué medidas tomar ante la falta de una respuesta por parte de las autoridades de la Iglesia, ya que no habrían respondido a las requisitorias de los abogados de este grupo. Además, responsabilizaron al Obispado ante la inseguridad que hay en la zona, producto del corte de energía y el retiro del cableado del alumbrado público. 

“Están haciendo todo para que reaccionemos, para que nosotros cortemos la ruta, hagamos medidas de fuerza, ya no tenemos alternativas porque no nos dan respuestas y ni siquiera responden a las presentaciones realizadas por los abogados”, dijeron ayer los puesteros. 

El artesano Condorí Solano, y el comerciante Nasin Pedro, junto a otros comerciantes que mantienen su puestos abiertos en la zona, contaron a El Ancasti, lo difícil que les resulta seguir con la actividad ante la incertidumbre del porqué la iglesia no les brinda una respuesta, aún conociendo que tras 27 años de permanencia en los locales y con impuestos pagados tienen derechos adquiridos. 

“Estamos fundidos, en la ruina, así nos está dejando la iglesia y el Gobierno de turno. Desde el 2019, cuando no nos avisaron que la Fiesta de la Virgen no se hacía, venimos mal porque en aquel año perdimos todo lo que habíamos preparado para recibir a las delegaciones de turistas, quienes nos conocen y siempre llegan a este lugar, incluso ahora que nos colocaron carteles que dicen “No Pasar”. Nosotros estamos firmes porque somos gente que trabaja hace años, el que menos años tiene de permanencia aquí es 25 años, otros 27. Estos locales realizados por Brizuela del Moral, quieren tirarlos y hacer un Museo, dejándonos a nosotros sin nuestra fuente laboral”, explicaron. 

Ante la consulta sobre el posible traslado a los nuevos locales, los comerciantes se diferenciaron de los vendedores ambulantes, quienes sí se trasladaron, aduciendo que el pago de impuestos y las dimensiones de los locales más galerías que tienen en la plazoleta no se compara con los locales comerciales nuevos. 

“Nosotros necesitamos locales acordes, con puerta de emergencia, que cumplan con las normas que pide bromatología, pero los locales nuevos no se asemejan a los que aquí tenemos, allá adelante no cabe ni un estante de lo que tenemos. Pero pedir por nuestros derechos nos llevó a que aún no tengamos soluciones. Nos llevó a que hablemos con funcionarios y con los sacerdotes y aún seguir sin respuesta por eso decimos hoy, basta. Nosotros esperamos que el vicario episcopal de Asuntos Económicos del Obispado, Daniel Pavón, nos dé una respuesta o bien responda a lo que piden los abogados. Nosotros ahora nos quedamos sin energía porque a pesar de tener las boletas pagadas nos cortaron el servicio de energía, ahora estamos a oscuras con el peligro que esto significa”, lamentaron los comerciantes. 

Lejos de ser conflictivos, los comerciantes dijeron que una vez más apuestan al diálogo, pero que no tienen alternativas, más que visibilizar la problemática con medidas de fuerza, como cortes en el ingreso a La Gruta para ser escuchados por las autoridades y así tener encontrar una solución al conflicto. 

Finalmente, lamentaron cómo se llevan a cabo las obras, aduciendo, "están demoliendo más de lo que dicen y nada será como antes", finalizaron. 

 

Otras Noticias