Están en el norte y sur de la capital

Malestar en comedores por falta de insumos para cocinar

Ayer se reunieron entre referentes para coordinar medidas a tomar, ya que aseguran que, a pesar de pedir, las partidas no llegan.
sábado, 26 de septiembre de 2020 · 03:10

Cansados de solicitar alimentos a Desarrollo Social y tras no poder lograr contar con los insumos necesarios para cocinar, ayer en el comedor El Ángel, ubicado en el barrio Alem, se reunieron un grupo de referentes barriales y de otros comedores como Virgen Niña, El Milagro, El comedor de Pipi, para avanzar en medidas a tomar, porque aseguran que reciben muy pocas partidas y no reciben pollo ni verduras. Indignados, contaron que conocen que esta situación está pasando en toda la provincia y que desde Desarrollo Social los asisten en un 50% en comparación de otros años.

“Queremos que vuelva la gestión anterior, cuando estaba la señora Gladis Rodríguez; ella nunca nos trató mal y jamás nos dejó desamparadas. Ahora tenemos que rogar para que nos den mercadería. Traen lo que ellos quieren y nos alcanza para una semana. Para comer pollo y verduras tenemos que andar pidiendo; nos vamos a la feria a pedir y el flete nos sale $500. Hacemos lo que podemos para dar de comer no solo a nuestros hijos sino a muchos niños y familias del Virgen Niña”, dijo Cristina López, referente de uno de los comedores del sur.

Por su parte, Luisa, desde el comedor El Ángel, donde se reunieron los referentes, dijo que reciben partidas que no alcanzan y que la necesidad es cada vez mayor. 

“Tengo 200 personas que tengo que dar de comer, entre ellos mujeres, niños y chicos con adicciones. Cómo podemos quedarnos sin nada y andar rogando. Esto no pasaba antes. Cuando fue lo de María Rivero (la mujer que se quemó a lo bonzo), nosotros salimos a la calle a dar a conocer la situación, luego Desarrollo Social ayudó solo a la familia de María, a nosotros no”, explicó. 

"En este comedor vienen trabajadoras sexuales, adictos, desocupados y niños que nadie contiene; ya no sabemos cómo hacer para que nos escuchen o nos den una beca para poder descomprimir esta necesidad. Nosotros no cobramos como lo hacen en otros comedores", resaltó Luisa.

Dias atrás, Cristian Coronel, referente del comedor “La Fonda de Tadeo”, ubicado en la zona norte, dijo que la necesidad es grande y que cada vez son más las familias que se organizan y juntan plata entre vecinos, desde $50, para comprar el pollo y las verduras y se organizan en ollas populares.

“La gente tiene hambre; hay familias con 10 chicos, gente enferma. Espero que la gente de Desarrollo Social comience a ver dónde está la verdadera necesidad. A nosotros nos cuesta mucho. Nos ayuda la Municipalidad de la Capital, pero desde Desarrollo Social tenemos poca ayuda. Ahora recibimos el compromiso. Ojalá miren a quienes realmente necesitan”, detalló.

Asistencia
Desde Desarrollo Social  informaron días atrás que realizan asistencia a todos los sectores y que la demanda es alta, además de que está cubierta por los comedores infantiles, comunitarios y emergentes. Sin embargo reconocieron que existe una gran cantidad tanto de comedores informales como de ollas populares y merenderos que asisten, pero no lo pueden hacer al ciento por ciento, y allí es donde interviene el municipio y colabora, ya que en estos meses de pandemia los dispositivos que asisten son muchos más que el año pasado.

Realidad 
De acuerdo con los datos obtenidos por El Ancasti, actualmente a los 13 comedores infantiles y comunitarios que existen, más los 18 comedores emergentes que funcionan en Capital, se suman por cada sector o barrio populoso, como los ubicados en el sur de la ciudad, entre 5 y 10 lugares más donde la gente busca ya sea el almuerzo, la merienda o la cena. Como otro dato recabado, no todos los comedores brindan almuerzo diario, sino entre 2 a 3 veces por semana. Esto posibilita que la gente vaya de un comedor a otro, buscando dónde alimentarse y en algunos casos están anotados hasta en 3 comedores.

Finalmente se estima que en la Capital funcionan más de 100 dispositivos entre formales, informales y solidarios como también los que pertenecen a los movimientos políticos, sociales, que son asistidos por Nación. Aun así y ante el reclamo constante de los referentes a este medio, ninguna ayuda es suficiente en estos tiempos de pandemia. 

Otras Noticias