No recibía atención rápida en el cape

Mujer está grave tras prenderse fuego con alcohol por alimentos para un comedor

María Rivero, a cargo del comedor "Gauchito Gil", se quemó a lo bonzo en el CAPE, molesta ante la falta de atención a sus pedidos. Requería la segunda entrega de alimentos. Días atrás se le había entregado parte.
miércoles, 16 de septiembre de 2020 · 01:10

Momentos de tensión se vivió ayer por la mañana dentro del CAPE, en inmediaciones del ministerio de Desarrollo Social, cuando una mujer de 36 años,  identificada como María Rivero, referente del comedor Gauchito Gil ubicado en el norte de la Capital, tomó la terrible decisión de prenderse fuego tras no recibir respuestas a su pedido de alimentos.  La mujer reclamaba mayor cantidad de módulos alimentarios y como no fue atendida de forma inmediata, tomó  la decisión de rociarse alcohol  en el rostro y parte del pecho. La mujer se encuentra en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital San Juan Bautista entubada con el 30% de vías aéreas comprometidas, además de otras quemaduras, que hacen de su pronóstico reservado.  Desde el Ministerio de Desarrollo Social, a través de la secretaria de Inclusión y Economía Popular a cargo de María Argerich, lamentaron la situación vivida, ya que los alimentos que requería la mujer fueron entregados, en parte, el lunes y ayer debían entregarle el resto de las partidas para alimentar a más de 100 niños.

Luego de este incidente, desde el ministerio de Salud informaron que la mujer ingresó al Hospital Interzonal San Juan Bautista con un cuadro de quemaduras autoinfligidas.

Según datos aportados por la jefa de Terapia Intensiva, Karina Tolosa, la paciente ingresada por lesiones autoinfligidas sufrió  quemaduras por  exposición a fuego directo en cara, cuello, parte superior del tórax y vía aérea.

La superficie corporal quemada es aproximadamente del 30% de vía aérea, más quemaduras externas entre un 12% y 15%. Al momento de la recepción, se realizaron curaciones externas e  intubación, y fue alojada en la Unidad de Terapia Intensiva. Hasta ayer permanecía sedada, estable hemodinámicamente y con asistencia mecánica respiratoria.  

Desde el Gobierno provincial informaron que esta persona se lesionó a sí misma y que ni siquiera tuvo horas de espera, ya que llegó al CAPE y antes de ser atendida se quemó a lo bonzo. 
María Argerich, Secretaria de Inclusión, explicó que vienen trabajando con el comedor Gauchito Gil y que el lunes enviaron mercadería, pero no toda la necesaria porque se debía asistir a otras zonas, pero que ayer se debía completar la entrega. 

“Nosotros venimos trabajando al lado de cada referente de comedor ya sea Emergente, Comunitario o Infantil porque la pandemia nos ha puesto en una posición difícil a todos y lamentamos grandemente la decisión que tomó esta señora”, expresó.
En el caso del comedor y merendero “Gauchito Gil” que maneja esta persona, Argerich explicó que equipos técnicos del Ministerio de Desarrollo Social y Deporte la acompañan en forma permanente y cuentan con los informes de las familias que concurren al mismo. “Para nosotros es realmente inentendible la decisión tomada”, afirmó.
Sobre el reclamo, la funcionaria señaló que hubo un cambio de menú en los comedores, de invierno a verano, y la referente recibió el día lunes la primera parte de la mercadería para la semana.

“En forma personal le pasé la planilla de la mercadería que tenía que recibir. Ella recibió de menos, pero le explicamos que en la semana el proveedor le entregaría el resto, ya que es la primera semana de cambio de menú y se van haciendo ajustes”, detalló. La secretaria de Inclusión y Economía Popular subrayó que este cambio de menú no implica una disminución de la mercadería que reciben. “Se trata de una adecuación a la estación, que contenga otro tipo de alimento acorde al cambio de temperatura”, precisó María Argerich.

Otras Noticias