sábado 13 de julio de 2024
Asisten a 10 c0medores y 1 merendero más ollas populares

Creció la demanda en Cáritas y piden donar alimentos

Por Redacción El Ancasti

El padre Guillermo Chanquía de Cáritas Diocesana Catamarca dio a conocer que se aumentó la asistencia en las parroquias barriales y que se resintieron muy poco las donaciones en la diócesis, aun así tuvieron una buena recaudación en la Colecta Nacional de Cáritas, que superó este año en más de $900.000, lo que fue distribuido para la asistencia social.

“En las parroquias la gente tiene más gestos de donar mercadería y elementos para cocinar o limpieza; en la diócesis la gente dona más ropa y calzado, pero necesitamos mercadería. La gente necesita alimentarse. Vemos que la gente es solidaria pero que la necesidad es muy grande en los barrios y nada alcanza cuando la pandemia causa esta situación donde la gente no consigue ni para hacer changas”, contó a El Ancasti.

Cáritas tiene a cargo un merendero en el barrio Hipódromo y asiste a 10 comedores barriales, mientras de manera esporádica asiste a ciertas ollas populares que suelen llegar a pedir ayuda de manera urgente.

“No podemos asumir el compromiso con más cantidad de gente porque no podríamos darle lo que necesitan; la asistencia es diaria o 3 veces a la semana, pero no podemos darles más. Nosotros ayudamos con verduras, carne, pollo y mercadería, pero no podemos seguir sumando. Nosotros no cruzamos datos ni con la provincia ni con la municipalidad, pero sí tenemos un padrón bien confeccionado donde tenemos todo registrado”, explicó.

Agregó que los fondos de la Colecta Anual de Cáritas fue enviado del total un 60% a las parroquias.

“Del total de $900.015 quedaron $610.000 en las parroquias y transferimos a Cáritas Nacional $305.000, es decir que la ayuda fue generosa de la gente y tenemos muy bien todas las cuentas. La gente puede saber en qué se gasta y cómo se destina el dinero”, apuntó el sacerdote.

Ante la situación, que es difícil y que requiere la colaboración de todos, el padre Chanquía dijo que toda la población puede hacer sus donaciones en cada parroquia, también lo puede hacer de lunes a viernes, de 9 a 12, en la sede ubicada frente a la plaza de Choya.

Cambios

Cáritas Diocesana Catamarca, además de la asistencia alimentaria, lleva adelante acciones en el área educativa a través de planes y programas, los cuales este año tuvieron que suspenderse por la pandemia y otros se mantienen pero no de la misma manera que hace nueve meses, cuando en la sede de Cáritas se lograba unir grandes grupos de personas con ánimos de superarse.

“Cáritas hace un trabajo muy amplio, con talleres, becas, pero en tiempo de pandemia la actividad se modificó y de manera virtual no se pudo hacer nada porque no tenemos internet, mientras que con las Cáritas parroquiales del interior hacemos llegar las donaciones”, explicó el sacerdote.

Finalmente, el padre Chanquía llamó a la reflexión, atento a la situación, a pensar qué pasará luego de la pandemia, cuando la gente quede o siga sin trabajo y la asistencia no sea de igual magnitud por el propio desgaste económico de todos los sectores, incluso de los donantes.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar