sábado 13 de julio de 2024
coronavirus

En tercera etapa: Rusia asegura que su vacuna es eficaz en un 95%

Por Redacción El Ancasti

El segundo análisis provisional de los datos de la tercera fase de los ensayos clínicos de la vacuna rusa contra el coronavirus Sputnik V ha mostrado una eficacia del 91,4 % el día 28 después de la primera inyección y de más del 95 % para el día 42 después de la primera inoculación, ha anunciado este martes el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF).

Los cálculos preliminares de la eficacia se realizaron a partir de los datos de 18.794 voluntarios y serán publicados por los científicos del Centro Gamaleya en una de las principales revistas científicas internacionales, mientras que cuando finalice la tercera fase de los ensayos clínicos, se otorgará acceso al informe completo sobre ellos.

De momento en la tercera fase de los ensayos clínicos de Sputnik V en Rusia participan 40.000 personas, de los cuales más de 22.000 voluntarios recibieron la primera dosis y más de 19.000 las dos inyecciones. Hasta la fecha, no se han observado inesperados efectos secundarios adversos, y el seguimiento del estado de salud de los participantes continúa.

En el comunicado también se precisa que de los 18.794 voluntarios, cuyos resultados han sido analizados para estimar la eficacia de la vacuna, 14.095 personas recibieron la Sputnik V mientras que a otras 4.699 se les inyectó un placebo. Entre los vacunados se produjeron ocho casos de contagio con Covid-19 que constituyeron un 0,06% del total, y en el grupo de control se contagiaron 31 personas, un 0,66%.

Además de Rusia, la tercera fase de los ensayos clínicos de Sputnik V se desarrolla también en Bielorrusia, Venezuela, Emiratos Árabes Unidos y la India, entre otros países. Hasta hoy, parte de los vacunados presentó efectos secundarios como dolor en el lugar de la inyección y síndrome posvacunal parecido a la gripe, con aumento de temperatura, fatiga, debilidad general y dolor de cabeza.

La fórmula de Sputnik V está desarrollada en base a un “vector viral” que utiliza como vector en dos inyecciones dos adenovirus, transformados para agregar una parte del responsable del Covid-19. Cuando el adenovirus modificado penetra en las células de las personas vacunadas, estas últimas fabrican una proteína típica del SARS-CoV-2, haciendo que su sistema inmunitario la reconozca y la combata, según el Instituto Gamaleya.

Rusia cobrará menos que sus competidores por su vacuna, ya que Moscú apunta a producir más de 1.000 millones de dosis en el país y en el extranjero el próximo año, aseguró Kirill Dmitriev, director del RDIF.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar