La pandemia || Los pacientes del interior fueron los más afectados

Los controles oncológicos cayeron un 50% por la pandemia

La falta de transporte como medida preventiva afecta a quienes deben realizarse tratamientos en la Capital.
miércoles, 21 de octubre de 2020 · 01:02

Norma Soria, referente de la Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (LALCEC) en Catamarca, y el doctor Eduardo Ávalos, presidente de la Fundación Oncológica de Catamarca (FOCA), coincidieron ayer en que los chequeos de rutina de las personas que están bajo tratamientos oncológicos han disminuido en la provincia en un 50% en los últimos meses, ante los problemas de transporte y otras medidas preventivas por la pandemia del COVID-19. El pasado 19 de octubre se conmemoró el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama y en este punto también concordaron en que las mujeres jóvenes y adultas deben concurrir a los consultorios porque el cáncer de mama sigue siendo la principal causa de muerte en mujeres de la provincia. 

“Disminuyeron los controles un 50%. Los controles anuales, aquellos controles de personas con cáncer, han prolongado su tratamiento por la falta de transporte desde el interior a la Capital ante la pandemia. Las mujeres no se realizaron la primera mamografía de base a los 40 años, se vio una disminución notable de estos controles, y son resultados negativos pero lo vamos a ver más adelante”, explicó el doctor Ávalos en FM La Isla.

De acuerdo con informes a los que tuvo acceso el profesional, compartió que existen estimaciones de un incremento no solo de casos sino de mortalidad por cáncer, y es por eso que se debe hablar más de enfermedades que están haciendo estragos en el mundo, más allá del COVID-19.

“En el país y en la provincia sigue siendo el cáncer de mamá la causa de muerte por cáncer más frecuente en las mujeres. Si tomamos todos los cánceres, el de mama es el más frecuente en la mujer catamarqueña; sigue el cáncer de útero, pero comenzó a disminuir en los últimos años. Desde los 40 años debe hacerse la mamografía, si la paciente no tiene antecedentes, y se debe hacer examen mamario y conocerse sus mamas y se debe dar cuenta si hay problemas. Las mujeres deben conocerse sus pechos, porque lo importante es tener un diagnóstico temprano, porque se puede diagnosticar menor a un centímetro y así tiene un posibilidad de curación del 90 por ciento, es decir que diagnosticado se puede hacer un tratamiento de cirugía conservadora que extirpa el tumorcito”, detalló. 

Finalmente, el médico dijo que las mujeres deben mejorar el estilo de vida, como la alimentación saludable y el ejercicio como medidas preventivas ya que el cáncer es silencioso muchas veces, sobre todo el cáncer de mama, que generalmente no duele y no se tiene síntomas.
“Todo síntoma en las mamas debe ser consultado porque existen otras patologías; siempre es bueno consultar a los especialistas”, culminó el profesional.

LALCEC
Por su parte, Norma Soria, de LALCEC, lamentó que por la pandemia la gente haya postergado los tratamientos e instó a que la gente se acerque tanto a la Liga como también al Hospital San Juan Bautista, donde puede realizarse los controles pertinentes.
“Por la pandemia, lamentablemente se elevaron los porcentaje de la gente que deja los controles; a nivel nacional es peor porque las cifras son alarmantes. Nosotros estamos haciendo lo posible para que la gente vuelva a los controles porque esto puede traer serias consecuencias. El cáncer no tiene edad y esto hay que tenerlo en cuenta. Las mujeres con cáncer de mama son cada vez más jóvenes y por eso hay que tener cuidado y no descuidarse concurriendo al médico, hacerse los chequeos que corresponden”, explicó a El Ancasti. 

"Desde nuestro lugar y durante todo el mes estuvimos charlando con los diferentes medios buscando llegar a la gente, queremos que el mensaje quede y que la gente vaya a los controles porque es la única manera de evitar la mortalidad por cáncer de mama, una cifra que es preocupante en las mujeres catamarqueñas. Desde LALCEC esperamos contar en poco tiempo con mayores posibilidades para recibir a la gente del interior provincial. Muchas veces la gente quiere venir pero no tiene dónde estar y por eso seguimos acondicionando nuestra casa, para que la gente pueda llegar y quedarse y no tener que almorzar en una plaza luego de una quimioterapia”, resaltó la referente.

Otras Noticias