desde antes de las fuertes lluvias

En Corral Quemado hay pueblos aislados por caminos que están intransitables

Los docentes de Papachacra y Culampajá tardaron varias horas para cumplir días atrás con el primer día de clases en escuelas rurales ante el inicio del ciclo lectivo de período especial.
domingo, 19 de enero de 2020 · 01:07

Con el inicio de las actividades escolares de período especial, que se inició días atrás, fueron varios los docentes del departamento Belén que regresaron a las escuelas y tuvieron que realizar una larga travesía hasta sus lugares de trabajo. Para llegar a las escuelas de Papachacra y Culampajá, jurisdicciones de Corral Quemado, los docentes tuvieron que abrir las sendas con palos y a mano acumulando piedras para armar los senderos. Molestos, solicitaron públicamente que la provincia arbitre los medios necesarios para reparar los trayectos que no solo sirven para los maestros, sino para los habitantes de cada pueblo, que pasan todo el año aislados.

En el caso de Culampajá, pueblo distante a más de 30 kilómetros de Corral Quemado, que está ubicado a más de 80 kilómetros al norte del departamento Belén, los docentes realizaron una larga travesía en camioneta y a pie para cumplir con el primer día de clases.

De acuerdo con la información recabada, la tormenta afectó la huella por donde debían pasar en vehículo y con sus manos armaron el camino para evitar derrumbe del rodado, ya que son caminos cercanos a los cerros y todo es camino de cuesta.

Por la odisea y luego de tardar varias horas para recorrer el trayecto de solo 30 kilómetros, los docentes y sus familiares pidieron, a través del Facebook, “un camino para Culampajá, donde viven 150 habitantes y permanecen aislados prácticamente todo el año, carecen de posta sanitaria, de agua potable y energía.

En el caso de Papachacra, ayer una docente posteó estar cansada del trayecto en mal estado para llegar a la escuela, lamentando que el municipio de Corral Quemado no se haya percatado de tener los caminos transitables para que los docentes puedan iniciar el período de clases y para que los habitantes dejen de estar aislados.

“Toda una odisea llegar a nuestro trabajo respetando la circular de la modificación del receso de verano del período especial, donde decía que volvíamos el 7 de enero. Vaya que quienes nos envían la agenda escolar o quienes modifican están en oficinas de confort, en invierno con calefacción y en verano con aire acondicionado. Como docente que hace 7 años trabajo en este período me cansé de las malas condiciones del camino; hace 4 años que trabajo en Papachacra, distrito Corral Quemado, y en los 4 años nunca nos brindaron una solución. Mis colegas y yo logramos llegar a la escuela secundaria a cumplir con nuestra labor gracias al trabajo incansable de un señor llamado Coco Purulla, quien con sus herramientas abre camino y no es un empleado del municipio sino un particular”, posteó la docente.

Agregó sentir impotencia porque los pueblos siguen olvidados. “Invito al ministro de Educación al pueblo para que vea cómo vivimos; los docentes arriesgamos todo por cumplir, como sea, pero estamos cansados”, publicó la docente de Papachacra.
La realidad de los maestros y el compromiso que asumen se viralizó rápidamente en las redes sociales; de hecho varios docentes fueron críticos con la gestión del intendente de Corral Quemado, Octavio Gómez, quien tras asumir un nuevo mandato al frente de la comuna no tomó acciones para mejorar los caminos.

Un docente también apuntó contra el jefe comunal y lo trató de "descorazonado" por dejar sin trabajo a una gran cantidad de personas que precisamente son habitantes de parajes aislados y más allá de tener que caminar horas para cumplir su labor tenían trabajo estable y podían seguir viviendo en la zona inhóspita y olvidada del norte de Belén.

"Siento una enorme tristeza por la gente de Minas de Culampajá, y otras jurisdicciones de Corral Quemado a cargo del descorazonado intendente Isidro Gómez, que dejó sin trabajo a jóvenes y adultos.

Otras Noticias