en el marco de la ley provincial 5.410

Más controles para terminar con la venta irregular de psicofármacos

El Ministerio de Salud y psiquiatras se reunieron para avanzar en una lista de psicofármacos que requieren mayor control.
lunes, 8 de julio de 2019 · 04:09

El subsecretario de Salud Mental y Adicciones, Matías García Terán, se reunió con el director de Fiscalización del Ministerio de Salud, Alejandro Severini, y psiquiatras del Colegio Médico ante algunas dificultades que necesitan terminar en el circuito de la venta de psicofármacos entre los profesionales, los pacientes y las farmacias en el marco de la plena aplicación de la Ley Provincial 5.410 sobre el control de expendio de psicofármacos. Para las partes intervinientes fue clave el encuentro para definir cuáles son los medicamentos que expresamente deben tener un seguimiento y control exhaustivo, tanto de la cantidad que ingresan a las farmacias, la cantidad que se recetan y la real cantidad que se vende para consumo de los pacientes.

“Estamos en una etapa de transición que sabíamos que iba a suceder entre la manera tradicional de venta y la venta con triple receta. La reunión fue en el marco del trabajo que se está realizando de a acuerdo con lo establecido en la ley vigente. Uno de los puntos es la receta triplicada para tener mayor control de la venta. Ahora, en las primeras aplicaciones, detectamos que los profesionales comenzaron a notar algunas dificultades como el del listado de medicamentos y en el encuentro se trabajó para definir cuáles son los medicamentos que entran con triple receta y cuáles no”, contó el subsecretario de Salud Mental.
En este contexto, describió que todo el sistema de venta debe acomodarse y que es lógico que sucedan algunos inconvenientes a la hora de vender, recetar o comprar.

“Los recetarios que se entregan son los triplicado a cada médico profesional, no solo a los psiquiatras. De este modo son los médicos los que deberán prescribir los medicamentos adecuados y tener un control. El espíritu de la ley es reducir, regular la venta para que la accesibilidad de personas que hacen consumo abusivo sea controlada y detectada a tiempo. En el esquema anterior se necesitaba una receta; hoy se necesita una receta por triplicado, con otros grados de control, ya no se puede vender como venta libre y sabemos que lo hacen; lo que sabemos es que hay consumo abusivo de psicofármacos, entran al sistema ilegal desde un sistema legal y queremos evitarlo, erradicarlo para que se terminen las estrategias de quienes venden desde establecimientos legales”, resaltó el funcionario.

Para García Terán, la disminución de la accesibilidad a quienes hacen abuso de los psicofármacos permitirá regular el sistema y conocer quiénes realmente precisan la medicación.

“Esperamos que todo este sistema pueda funcionar a la perfección. Queremos que el medicamento ingrese a la farmacia y llegue a las personas que lo deben consumir. La idea de estas tres recetas de control es que se pueda saber cuántos psicofármacos entraron a la farmacia, cuáles son los stock y qué tipo de personas accedieron al fármaco. El claro ejemplo es la venta clonazepam, benzodiazepinas, que son medicamentos psicofármacos, psicotrópicos que suelen ser muy consumidos por la gente. Algunos profesionales la recetan para que las personas se tranquilicen un poco y no vuelven al médico y la quieren comprar de nuevo y así eso nos trae varios problemas, con el tiempo, al sistema de salud porque son personas que sin intención son dependientes de una droga”, manifestó.

Normativas de la ley vigente

La Ley Provincial 5.410 sobre el control de expendio de psicofármacos, psicotrópicos y otros fármacos es un instrumento que pretende dar batalla al consumo problemático de sustancias de acuerdo con la ley; las recetas en talonarios son entregadas por el gabinete sanitario, con numeración única y consecutiva. Los médicos que requieren el talonario deben rendir cuenta del uso efectuado al Círculo Médico. Las recetas están confeccionadas con códigos de barras y los entregados a los hospitales públicos tienen la leyendo “uso exclusivo para hospitales públicos”. Los formularios inutilizados deberán ser anulados mediante dos rayas cruzadas y la incorporación de la leyenda ‘anulado’ y entregados al Ministerio de Salud.

El ministro de Salud, Ramón Figueroa Castellanos, se mostró interesado en cada detalle y dijo semanas atrás que una mesa de trabajo analizará cada caso. “Si nos llama la atención que una persona compre tanta cantidad de medicamentos, a primera instancia puede parecer excesiva y después tendrá un análisis particular de cada caso y determinaremos el consumo y la conducta prescriptiva”, detalló.

Otras Noticias