el equipo de conducción del jardín

Cedieron la salita a niños del JIN N°19 que habían tomado como oficina

Tras la protesta, la supervisora definió el cambio nuevamente. Los niños vuelven a la sala y los docentes, a la primaria.
martes, 18 de junio de 2019 · 04:00

Luego del reclamo de padres de niños del JIN N°19, ubicado en la escuela N°224 de Fiambalá, por haberlos trasladado a la primaria, sacándolos del lugar adecuado a los pequeños, hoy los niños retornarán a su lugar ya que los directivos cedieron para retirarse del lugar. La decisión fue tomada por la supervisora, luego de una reunión entre los padres y docentes el viernes. 

De acuerdo con la información brindada por los padres, luego del reclamo fueron recibidos y entonces, tras una tensa conversación, llegaron a un acuerdo. Éste consistió en que los directivos del JIN que habían tomado hace dos meses la salita del jardín y la convirtieron en una oficina volverán a un aula de la primaria y los pequeños de 4 años a la salita del JIN, para lo que fue creada. 

“El problema está solucionado. En principio hubo cuestionamientos fuertes porque se molestaron por la publicación, pero tuvimos que llegar a los medios de comunicación porque los chicos corrían riesgo, no solo por el pozo ciego que hay en el patio de la primaria, sino porque los niños comenzaron el jardín en su salita y luego los trasladaron. También la situación sanitaria, porque en la primaria compartían el baño con los más grandes, baños con falta de higiene”, comentaron los padres luego del encuentro.
Asimismo, agregaron que durante la reunión la supervisora les pidió a los papás que colaboren en el traslado del mobiliario, tanto de los niños como de los docentes, lo que fue aceptado por los papás para que este martes puedan comenzar el jardín en una salita y lugar adecuado con baños en condiciones y patio cerrado. 

Es válido recordar que la semana pasada los padres se manifestaron frente a la escuela para reclamar la salita ya que los pequeños comenzaron en el JIN muy cómodos, pero al mes, a fines de abril, los cambiaron a un aula de la primaria.
"No solo es una falta de respeto, es una acción arbitraria y que va en contra de los derechos de los más pequeños. Ellas como docentes deberían ir a la primaria, si no hay lugar no despojar a los chiquitos y acomodarse en la salita”, repudiaron en la protesta.

Pozo ciego 
Por otra parte, los padres de los pequeños solicitaron públicamente que alguien se ocupe de reparar el pozo del patio de la escuela, el cual se desplomó el año pasado y permanece tapado con unas sillas y chapas.
Contaron que es un peligro para todos los chicos pues transitan por el lugar. Lamentaron igualmente que existan pocas ordenanzas en la escuela N°224 y que los niños de primaria deban concurrir a baños en mal estado por la falta de higiene. n

Otras Noticias