miércoles 5 de octubre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Estudia en la provincia de córdoba

Catamarqueña usó su final de ingeniería para un fin solidario

Se involucró en las misiones de un camión sanitario que lleva atención a localidades del interior

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
9 de mayo de 2019 - 04:03 Por Redacción El Ancasti

Virginia Seco es una catamarqueña a punto de recibirse de ingeniera en sistemas. Con vistas a su proceso de trabajo final, Virginia tomó una decisión que vuelve su historia un hecho inspirador y digno de ser contado. Es que, aún dentro de una especialidad profesional tendiente hacia el mundo de lo productivo, de los negocios, como es el desarrollo de sistemas informáticos, esta joven supo abocar su energía creativa para un fin solidario, logrando desarrollar un sistema de digitalización de historias clínicas para pacientes médicos.

En 2015, Virginia conoció el trabajo de la Fundación Misión Esperanza, en Córdoba, y comenzó a involucrarse con las misiones de su “Camión Sanitario”, un servicio de salud itinerante que acerca soluciones a las localidades del interior de dicha provincia.
“Cuando la Fundación se acercó a mi facultad (Ingeniería de la Universidad Católica de Córdoba) trajo a nosotros una necesidad puntual, buscaban un sistema para digitalizar las historias clínicas”, contó la futura ingeniera al tiempo que confesó que en aquel entonces, todavía cursando 3er año, no sentía tener los conocimientos suficientes para realizar el proyecto. Sin embargo, esta carencia solo despertó en ella la urgencia de asociarse y convocó a sus compañeros para distintas actividades, articulando los objetivos del proyecto con materias que al mismo tiempo cursaban en la carrera. “Así fue que, cuando llegué a mi quinto y último año, tomé la decisión de convertir este emprendimiento en mi trabajo final. Comencé sola y luego se sumó al proyecto mi compañero Leonardo Pina. Ambos nos encaminamos en este hermoso proyecto y concurrimos a varias misiones para ser parte de este maravilloso equipo que trabaja con amor para llevar un derecho tan necesario como lo es la salud a quienes no pueden acceder tan fácilmente”, relató Seco.

“El programa que desarrollamos incluye un sistema de turnos para agilizar el trabajo realizado en las misiones y la digitalización de historias clínicas para mantener un registro de cada paciente que accede al camión”, explicó la joven, que también recalcó: “Es gratificante saber que mi aporte puede mejorar, aunque sea un poco, el trabajo que ellos hacen y que no puedo dejar de admirar”.
Virginia no pudo dejar de agradecer a las personas que voluntariamente forman parte del proyecto y que le abrieron sus brazos en las misiones.

“A Chabela, Eliana, Marcelo, Eduardo, Julito y todos los miembros de la Fundación y, por supuesto, a mi compañero Leo Pina y a Judith Disderi, que se involucraron tanto en este proyecto como nosotros, ayudando a hacer esto realidad”, finalizó la joven.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
whatsapp dejara de funcionar en estos celulares a partir del 31 de octubre

Te Puede Interesar