jueves 29 de septiembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
por el crecimiento de la indigencia

Aumentan los comedores obligados a incluir la cena

El comedor del barrio Montecristo entrega comida por las noches ya que los niños en el día se alimentan en las escuelas.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
26 de mayo de 2019 - 04:05 Por Redacción El Ancasti

Vecinos del barrio Montecristo, ubicado en el sur de esta ciudad, se organizaron para abrir el comedor también por las noches ante el crecimiento de la indigencia en la zona y preocupados porque cada vez son más los chicos que necesitan un plato de comida en horario nocturno, ya que al mediodía son contenidos en las escuelas. Aseguran que la necesidad en este lugar es "incesante" y los responsables piden colaboración para seguir con la acción solidaria.

Hugo Armoha, encargado del comedor que funciona en su casa, contó que hace dos años comenzaron a cocinar para los más necesitados, que eran algunas familias. Sin embargo hoy tienen un listado con más de 200 personas y aseguró que podrían ser muchos más los que tienen que retirar la comida y consideró que la decisión de cocinar por la noche fue acertada, luego de ver cómo los niños se retiran "felices" a dormir al poder cenar.

“Cocinar para darles a la noche es algo que veníamos planeando con mi señora y quienes nos colaboran, porque observamos que la mayoría de los chicos come en la escuela durante el día, pero por la tarde y la noche no tienen que comer y andan deambulando. Entonces, decidimos dar cena y no merienda, porque es temprano y puede ser lo último que comen hasta el otro día”, fundamentó.

Agregó que en invierno los menúes son calientes y nutritivos, como guisos o carbonadas, para que pueda rendir. Reconoció que reciben ayuda de "gente solidaria", que es una ayuda importante, ya que por diversas razones reciben parcialmente colaboración de Desarrollo Social, que aporta alimentos secos.

“Nosotros salimos a pedir de todo; la gente nos colabora o ponemos un poco cada uno y se cocina. El objetivo es que los chicos coman todas las noches y que no se vayan con hambre a la cama”, dijo con pesar. Finalmente contó que el barrio Montecristo es un lugar humilde y que mucha gente necesita ayuda, tanto de alimentos como de ropa de abrigo y calzados. Para colaborar pueden comunicarse al número 3834246277.

Este comedor, que incorporó el horario nocturno, se suma a la modalidad adoptada por La Luciérnaga, otro comedor que tuvo que incorporar este horario al crecer la población que carece de medios para alimentarse en la zona norte.

Días atrás también se publicó cómo se organizan los integrantes del comedor y merendero Rayito de Luz, ubicado en el barrio Portal del Norte II, que se comenzó a poblar hace pocos meses y por la necesidad de estos nuevos habitantes elaboran entre todos una especie de merienda y cena.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
se lanza activ.ar la primera aceleradora e incubadora de emprendimientos de catamarca

Te Puede Interesar