CAMBORIÚ ES UNO DE LOS LUGARES ALTERNATIVOS MÁS ELEGIDOS

Por la crisis, los viajes de egresados cambian de destino

Cada vez es menor el número de estudiantes catamarqueños que puede realizar su viaje. El paquete estudiantil a Bariloche se cotiza para 2020 entre 80 y 100 mil pesos.
martes, 26 de noviembre de 2019 · 09:40

Año tras año las tradiciones del último año de secundaria van transformándose, con el llamado Último Primer Día o UPD, las presentaciones de buzos que ahora son grandes eventos, las elecciones de las reinas que hoy en día son mucho más extravagantes, y como no podía faltar los viajes de egresados también tienen nuevos destinos, frente a lo costoso que se volvió viajar a Bariloche.

“Yo a mi viaje de egresados lo empecé a pagar en diciembre del año pasado, en mi caso yo lo hice en 9 cuotas de 7.000 pesos. Es decir que a mí me salió 63.000 pesos” comentaba Virginia Martínez, alumna del Colegio Quintana, quien viajó a Bariloche con Travel Rock.

Si bien las empresas que realizan viajes de egresado son múltiples, entre las líderes se encuentra Travel Rock y Flecha Bus. La segunda empresa resaltaba que el destino de la Patagonia es uno de los más caros actualmente y por la situación económica que vive el país, la oferta debió ampliarse en cuanto a viajes. “Tenemos un paquete a Camboriú, Brasil, que sale un poco más barato que Bariloche y a la vez no está tan quemado como está actualmente Bariloche por muchas cosas que han pasado con un montón de empresas”, comentó el coordinador de ventas de Flecha Bus. En ese sentido agregó que, entre los destinos más accesibles, se encuentran Carlos Paz, Villa Gesell, Camboriú y, entre los más caros, Bariloche y Cuba.

"Bariloche no evolucionó"

Desde Yokavil, una de las empresas locales pioneras en viajes de egresados a Camboriú y Carlos Paz, explicaron que si bien poseen un paquete de viaje exclusivo para Bariloche, prefieren enfocarse en destinos como Camboriú o una nueva alternativa que están lanzando al mercado como son los cruceros. “Bariloche es un destino que se ha quedado en el tiempo, no ha evolucionado, como evolucionó la gente, por eso se trajo algo innovador a partir de lo que ya existe”, contaron desde la empresa.

Pero al momento de elegir ¿cuál de las empresas tendría los precios más accesibles y cómo son sus formas de pago?
Desde Yokavil comentaron que “los precios que poseen los viajes actualmente son precios de hace dos años atrás”. “Esta medida la tomamos como empresa para que las personas tengan mayor acceso al pago, pudiéndolo realizar en más cuotas”. 

Virginia, en su caso, dijo que muchos de sus compañeros venían pagando sus viajes desde fines del 2017, porque las cuotas a sus familias se les tornaban muy pesadas. 

Desde Flechabus explicaron: “Como empresa siempre vimos la parte económica de las familias porque no posee la misma posibilidad un chico de un colegio privado, al de un público y menos que menos el de un municipal. Por eso es que realizamos un contrato, en donde se entrega una seña, se paga primero eso, y luego el padre elige si quiere pagarlo en cuotas en los meses que le quedan, que se hace por medio de una chequera en Banco Credicop, Rapipago  o Pago fácil, o hasta con tarjetas nacionales e internacionales ”.

Pero, aunque los medios de pago en muchos casos se adapten, los precios siguen aumentando tanto que las compañías ya venden los paquetes desde 80.000 a 100.000 pesos, estipulando esos precios para el 2020, pese a que reconocen que estos cada vez son más difíciles de adquirir. “El año pasado salieron 12 micros en total con destino a Bariloche, mientras que este año van a salir solo 8 aproximadamente”, confirmaron desde la oficina local de Flecha bus.

Entre los precios y el desinterés de algunos egresados por viajar a Bariloche, las empresas de turismo estudiantil venden alternativas al exterior como Camboriú y Cuba en el caso de Flecha, o cruceros que van por Brasil y Uruguay en el caso de Yokavil, promoviéndolas como opciones más viables, atractivas y completas que incluyen hospedajes, excursiones a parques temáticos, noches de boliches, entre otras cosas. Con esto, intentan renovar y no dejar caer el sector del turismo estudiantil con el que lucran y que, a la vez, les da razón de pertenencia y existencia.

Texto: María Florencia Cancinos
Estudiante de 2º año de la Tecnicatura en Comunicación Social ISAC

Otras Noticias