alumnos y docentes de ciencias económicas

Recuperan la Cooperadora del Hogar de Ancianos Fray Mamerto Esquiú

Comenzaron a sumar socios y recibir donaciones por una página web y el primer objetivo es remodelar la sala de primeros auxilios.
lunes, 11 de noviembre de 2019 · 02:07

Luego de varios años de trabajo buscando optimizar el funcionamiento de la Cooperadora del Hogar de Ancianos Fray Mamerto Esquiú, a través del programa de Voluntariado de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración (FCyEA) de la UNCA, se anunció que recientemente fue puesta en marcha y a través de la página web de la institución www.cooperadorafme.org.ar y comenzó a sumar sus primeros socios. El objetivo es reunir fondos para fortalecer los proyectos que tiene la comisión para mejorar la calidad de vida de los internos de esta tradicional institución, y el primer desafío es remodelar la sala de primeros auxilios.

Carlos Ortiz, contador y docente de la facultad, explicó que en el marco del proyecto de Voluntariado, más de 20 alumnos y docentes trabajaron aportando conocimientos para normalizar la cooperadora y trabajo en la organización jurídica para que cumpla con todas las exigencias legales. Además, mantener la personería jurídica y, haciendo uso de las herramientas de la tecnología, poder acceder a todas las posibilidades de reconvertir una cooperadora con más de 50 años de existencia, que se encontraba literalmente desaparecida desde hace tiempo.

"La cooperadora tenía una situación legal compleja, la comisión era de edad avanzada, tenía discontinuidad y no estaba regulada. En el año 2011 se regulariza y se nombra una comisión pero no lograron los objetivos. Pero esto fue clave para no perder la personería, y se debe valorar el intento porque es muy complicado resolver algunos problemas. Con este diagnóstico se arma el proyecto y se avanza, a tal punto, que ya con comisión nueva y con un grupo renovado de gente joven muy entusiasmados podemos decir que está lista y funcionando”, destacó el docente.

Teniendo en cuenta las posibilidades que da la tecnología, Ortiz destacó las posibilidades que ahora tienen los socios y donantes de conocer todos los ingresos y el destino de los fondos que se vayan recaudando.

“Tenemos una administración inteligente, la gente puede conocer cómo realizar su aporte, las posibilidades de pago; cada uno tendrá su cuenta y conocer cuántas cuotas pagó y que debe. Se harán informes. El valor de la cuota es de $50, la comisión elegida será quien la actualice permanentemente. Es decir es un aporte voluntario de los socios. Las donaciones serán transparentes, queremos dejar esto en claro, porque es fundamental, y usaremos la página y las redes sociales para dar a conocer. Tenemos grandes expectativas y pensando en realizar grandes cosas por los adultos mayores.

Un tema importante es que los que cooperen están exentos del pago de impuesto a las Ganancias. Es decir que cualquier empresa o particulares que le descuentan del sueldo impuestos a las Ganancias pueden hacer su donación y lo toman a eso como parte de un pago al Estado. Las empresas pueden reducir una porción haciendo alguna donación”, dijo el profesor universitario, que dio a conocer una información no por muchos conocida.

Resaltó que la mayoría de las organizaciones pueden realizar estas acciones o acceder a diversos programas especiales, pero que la mayoría no está regulada lo que les impide conseguir y adherirse a programas nacionales e internacionales.
Por su parte, Sergio Oyola, quien conoce el Hogar Fray Mamerto Esquiú e integra la comisión cooperadora, elogió el trabajo de los profesionales y estudiantes de la UNCA, reconociendo el valioso aporte realizado para refuncionalizar un sector clave para una institución tan sensible como este Hogar de Ancianos.

Contó que el primer objetivo es mejorar la sala de primeros auxilios de la institución. También piensan colocar aires acondicionados, mejorar el parque en el hogar, como también modernizar la infraestructura del edificio.

“Estamos convencidos de que este resurgimiento de la cooperadora es una herramienta valiosa, que tiene como objetivo que las personas adultas mayores que residen en el Hogar tengan una mejor calidad de vida. Estoy como miembro de la cooperadora no como responsable del Hogar, porque es algo separado. A nosotros nos gusta soñar en grande y ya tenemos grandes proyectos; no porque existan necesidades, queremos aclarar que los adultos no tienen necesidad, sino que trabajaremos para mejorar todo lo que existe en el Hogar”, se entusiasmó.

Los demás miembros de la comisión contaron a El Ancasti que los objetivos son amplios y que la página mostrará todos los avances con el correr de los días, como el descuento por planilla a los empleados públicos y otras posibilidades de donar.

También no descartaron poder avanzar con el armado de cooperadoras similares para los hogares de ancianos del interior provincial, para lo que solicitaron colaboración de los vecinos de cada departamento.

Otras Noticias