Cuestionaron a funcionarios de chumbicha

Se inundó San Martín y los vecinos piden obras de desagües

Desde el domingo pasado que las familias se encuentran bajo agua, también sucedería en Telaritos y Balde de la Punta, en Capayán.
viernes, 11 de enero de 2019 · 04:12

Pobladores de San Martín, localidad del departamento Capayán, reclamaron ayer asistencia urgente porque están inundados desde el domingo tras un inusual temporal. Dijeron que varias viviendas se dañaron por el agua que ingresó  y que las calles permanecían hasta ayer cubiertas de agua por la falta de obras de desagües. Defensa Civil concurrió a la zona y recibió fuertes criticas; también repudiaron la falta de acción de la Municipalidad de Chumbicha y del delegado de este lugar.

Un grupo de vecinas alertaron sobre la situación y relataron en Radio Valle Viejo que “el pueblo está bajo agua por falta de obras, y a pesar de los pedidos al delegado no se acercaron desde el municipio a colaborar; ahora vienen desde Defensa Civil con nailon y eso no es solución para nosotros. Mucha gente detrás de las vías está sin salir de sus casas”.

“Se inundó todo el pueblo, la lluvia sorprendió a todos; aquí la gente es humilde y el agua entró por las ventanas. Lo peor, no tenemos energía eléctrica y poca señal en los teléfonos. No había ni como avisar. La gente se lamenta por las pérdidas porque no escurrió el agua y se mojaron las pocas cosas que uno tiene”, contó el vecino Luis a El Ancasti.
Los afectados contaron que los pueblos de Telaritos y Balde de la Punta, en el mismo departamento, viven similares consecuencias por las lluvias y esperan asistencia inmediata.

Cuando ayer se hizo público el reclamo, personal de Defensa Civil llegó a la zona con palas, bombas y nailon para asistir a la gente. Si bien pudieron realizar un relevamiento, los pobladores se mostraron molestos ya que requieren otro tipo de ayuda por el tiempo transcurrido desde la inundación del pueblo.

“El pueblo no tiene defensas, no tiene desagües. Necesitamos obras que queden, que sirvan. No nos solucionan nada con nailon; somos familias humildes pero trabajamos, vivimos del campo, de las fincas, pero estamos aquí padeciendo la inacción de la municipalidad y de los gobiernos, porque vienen, prometen y se van. Siempre hacen lo mismo, se olvidan que existimos. Nadie se mueve por nosotros, no hay asistencia de nada, ni sanitaria”, manifestaron indignados los pobladores. 

Asistencia
Desde Defensa Civil se informó que brindaron asistencia a varias familias de la localidad de Barranca Larga, ubicada a 100 kilómetros al norte de la ciudad de Belén, luego que la crecida del Río Bolsón causara la muerte de animales y arrasara con cultivos, corrales, entre otras pertenencias de los pobladores, que a su vez, quedaron sin el servicio de agua potable por varios días.
“Allí la gente vive de la cría de animales, su principal sustento, pero lamentablemente sufrieron muchas pérdidas por la fuerte crecida del río”, contó Martín Castelli, director de Defensa Civil.

Comedor
Por otra parte, por las insistente caída de agua, se inundó ayer el comedor Gauchito Gil, ubicado en la zona norte de la ciudad.
María, responsable del lugar, lamentó la situación ya que no pudo cocinar para más de 60 niños que asisten al lugar.
"Es la sexta vez que nos inundamos. Tenemos un techo de chapa que lo hicimos a pulmón pero no tiene nada más, y por medio de las chapas entra mucha agua. Necesitamos algo con que reforzar arriba de las chapas y evitar que entre toda el agua. Lamentamos no poder recibir a los niños pero en estas condiciones no hemos podido cumplir", se lamentó la mujer. 

Descenso de la temperatura

Nuevamente un cambio de temperatura sorprendió a los catamarqueños. Fue por un ingreso de viento sur a la Capital con ráfagas de hasta 53 km/h que en el interior fueron más intenso. Luego llegó la lluvia en toda la provincia. Desde el sitio Cazadores de Tormentas habían pronosticado la inestabilidad, la que continuaría al menos hasta la tarde de hoy.
Gonzalo Martínez, de Cazadores de Tormentas, compartió que “se gestaron dos tormentas importantes, una en Capayán y otra en Pomán. Ambas avanzaron lentamente hacia el Valle Central con actividad eléctrica y lluvia, las que llegaron al Valle Central después de las 6 de la mañana, pero no con la misma intensidad que tenían en los otros departamentos, siendo una lluvia moderada”.
A su vez, destacó el fuerte descenso de la temperatura tras un día miércoles de mucho calor. Contó que durante la madrugada de ayer se registraron 19° luego de un miércoles de 36,5° de máxima en la Capital. 
"En el Valle Central ayer hubo sobreenfriamiento; en la estación meteorológica que tenemos en Capital marcó 15°, en Las Juntas 17°”, destacó. 
La lluvia caída superó los 22 milímetros en Capital.

Otras Noticias