Están en el norte, sur y en numerosos barrios

Los supermercados chinos suman 20 locales solo en Capital

El último en abrir sus puertas fue hace un mes atrás. La mayoría no recibe tarjeta, no hacen promociones del local y tienen ofertas propias.
domingo, 26 de agosto de 2018 · 04:08

Los supermercados chinos que se habían concentrado por 20 años solo en Capital Federal ahora abundan también en la provincia, la expansión de estos súper tiene varios motivos, desde controles exhaustivos, inseguridad e impuestos en Buenos Aires lo que produjo el éxodo a la zona norte del país, pero en tiempos donde la gente no compra marcas y busca opciones económicas,  estos locales se convirtieron en los más visitados por  los Catamarqueños a la hora de buscar precios y llenar el changuito. 

Con escasos carteles, los súper chinos están en la avenida México, en la zona de Villa Cubas, en avenida Los Legisladores, en avenida Ahumada y Barros, en el barrio Eva Perón donde hay 4 establecimientos, en la avenida Presidente Castillo, avenida Güemes, Manuel Navarro y tantos otros puntos. También en Valle Viejo y en algunos otros departamentos. 

Cada uno de ellos es manejado por sus propietarios y tienen escasa mano de obra local, recayendo el control, la reposición y la caja en la propia familia.  Por la inseguridad y por desconocimiento los propietarios fueron cautos, pero recibieron a El Ancasti solicitaron no entrevistarlos. Aunque permitieron recorrer algunas góndolas. 

La diferencia en los precios aunque en primeras marcas es notorio al entrar a los súper chinos, los productos tiene rebajas aún siendo más barato que en la grande cadenas de supermercados. Las rebajas son propias y algunos días lanzan ofertas en bebidas gaseosas y vinos que son esperadas, incluso por kiosqueros.

Aunque no ingresaron a los precios cuidados, no reciben tarjeta y manejan sus propias normas, en las góndolas de los supermercados chinos se puede encontrar productos orientales, de origen nacional y de provincias vecinas en más variedad. Se observa que tienen diversos proveedores, algunos pequeños de la provincia, lo que genera una gran aceptación y genera variedad de artículos. 

Los supermercados chinos en los barrios funcionan de manera menos visibles por ejemplo; en el barrio Eva Perón hay un total de 4 súper chinos, dos se asemejan a mercaditos, pero con ofertas que los hacen muy recurridos. 

Los vecinos compran para el día y de contado, "las ventas nunca son tan buena como esperamos," dijo uno de los propietarios de los supermercados chinos. 

 

"Somos argentinos, hijos de chinos"

La titular de la Asociación de Supermercados Chinos en el país, Yolanda Durán, aseguró días pasados que los supermercados deben bajar su rentabilidad y no atacar a quienes venden barato y dejar de pedir tanta ayuda al estado en momentos de crisis. Además, que los supermercadistas chinos pagan sus impuestos y son controlados como todo supermercado.
Como defensora de los derechos de los personas que llegaron hace muchos años de China para radicarse en el país, Duran remarcó que “somos argentinos, no chinos, eso es discriminación. El chino es argentino, solo tiene rasgaditos los ojos, pero es argentino, porque ellos adoptaron a la Argentina y se quedaron sus hijos”, agregó en declaraciones a la prensa nacional ante las constantes críticas y tras el anuncio del Gobierno nacional de combatir la “evasión” de cadenas ligadas a supermercados chinos.
En cada entrevista, que cedió Duran a la prensa nacional, expone que las personas de origen chino permanecen en Argentina y son varias las generaciones ya radicadas. 

Inseguridad
El mayor inconveniente que padecen los orientales en el país es la inseguridad en sus locales, ya sea por robo o por la llamada "mafia china". De hecho días pasados una mujer de nacionalidad china fue baleada mientras atendía su comercio en Presidente Derqui en la provincia de Buenos Aires. El hecho quedó registrado por una de las cámaras de seguridad del supermercado, denominado “Tomy” y se hizo viral en los últimos días. En el este mes, hubo más de 10 asaltos y ataques en los supermercados chinos en Buenos Aires. 
En la provincia, todos los supermercados tienen cámaras de seguridad, mientras los propietarios son extremadamente cuidadosos a la hora de controlar qué llevan los clientes. 
También, están dotados de grandes pantallas LED donde pueden ver a los que recorren los supermercados.

Otras Noticias