análisis del especialista en cambio climático carlos ferreyra

Sugieren que Catamarca debería cambiar su modelo energético

Señaló que se deben promover las energías limpias para mitigar el impacto del cambio climático.
martes, 21 de agosto de 2018 · 04:07

El Dr. Carlos Ferreyra, presidente de la ONG “Alianza Clima, Vida y Salud”, estuvo en Catamarca donde dialogó con autoridades provinciales y municipales, y la comunidad en general a través de conferencias sobre el cambio climático y la transición ecológica. En esas charlas alertó a la comunidad y a los funcionarios que para mitigar el cambio climático las provincias deberían cambiar el modelo energético para mutar hacia las energías limpias. Además destacó que Catamarca podría ser una potencia en utilización de energía solar.


Ferreyra es médico cirujano pero se especializó en la temática en la que hace más de 20 años trabaja: el impacto del cambio climático en la salud y en la región como así también en países de la Unión Europea y Asia. Su visita como presidente de la “Alianza Clima, Vida y Salud”, una ONG que lucha para concientizar sobre el cambio climático, también sirvió para constituir este grupo en Catamarca, que tiene representantes en otras cuatro provincias del país.


En diálogo con El Ancasti, Ferreyra contó que en sus charlas con el público en general y con las autoridades a nivel provincial y municipal les advierte que “hay un escaso tiempo para trabajar en defensa del planeta”. En ese sentido recordó que en el Acuerdo de París (realizado en 2015) pidieron que se tomen decisiones centrales para salvar el planeta ante el crecimiento de la temperatura. Para ello debía trabajarse en la mitigación, reduciendo la utilización de los combustibles fósiles y sus derivados, reemplazando los modelos energéticos de las naciones por “modelos limpios”. El objetivo final es que hasta el año 2050 la temperatura promedio a nivel mundial se incremente solo 1,5º grado más, es decir 2º por debajo de lo que está proyectado actualmente.


Así indicó que el incremento de la temperatura “se va a mantener constante por más acciones de mitigación que se realicen”. “Hay que adaptar las infraestructuras, las conductas de los seres humanos a esta transición ecológica teniendo en cuenta la protección de las poblaciones más vulnerables, para que en esas sociedades adaptadas el daño se redujese a lo más mínimo” indicó.
En esa línea remarcó que hay que adaptar los modelos energéticos y que el cambio climático impacta también en la economía, con las inundaciones, los largos períodos de sequía, las olas de calor, epidemias y otros fenómenos que “afectan a las poblaciones”.


Ferreyra indicó que en su recorrido por las provincias y en diálogo con las autoridades, les recuerda lo establecido en París con la convención por el cambio climático y la importancia de trabajar en la mitigación y adaptación de los recursos energéticos.

Potencial 
“Tanto Catamarca como La Rioja y las provincias que están en la región y tienen una alta radiación solar se plantean un cambio en el modelo energético. Pueden conformar un verdadero polo de generación de energías alternativas basadas en el sol y esto va a ayudar a las poblaciones locales.

Pero también tienen la gran responsabilidad de actuar con rapidez. Así indicó que habría que utilizar programas de energía distribuida. Cada vivienda de Catamarca tendría que tener una tecnología para reducir los costos del uso energético. Eso es un reto para los gobernantes” señaló.


Si bien consideró que tuvo una muy buena recepción en Catamarca por parte de las autoridades provinciales y municipales, todavía no observa que se haya tomado conciencia de la realidad que se vive. “No hay respuestas equiparables a lo que se da en países de otra región como Chile, Uruguay, Colombia. Y todavía estamos muy lejanos de las decisiones en políticas públicas que se plantean en los países desarrollados. La radiación solar, los vientos y el litio, creo que son una deuda pendiente para el gobierno y los ciudadanos” lamentó.


Así criticó que el tema del cambio climático no forme parte de las agendas de los gobiernos ya que no los incluyen en sus plataformas de trabajo.


Ferreyra destacó que en la Convención de París también se había constituido un “Fondo verde del clima” (aportado por los países desarrollados) con el que se disponían 100 mil millones de dólares por año desde enero de 2020 hasta el 2050, que se destinará para los países en desarrollo que presenten proyectos destinados a cambiar sus modelos energéticos.

Otras Noticias