lo aseguró el ministro de educación de la nación, alejandro finocchiaro

“Las universidades no dan los profesionales que el país demanda”

Adelantó que habrá cambios en el nivel secundario y en la forma de enseñar matemáticas.
lunes, 20 de agosto de 2018 · 04:05

El ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, estuvo en Catamarca la semana pasada para inaugurar la carrera de Tecnicatura en Procesos Mineros y en ese marco dialogó en exclusiva con EL ANCASTI, donde señaló que se está trabajando “para reformular la educación totalmente”, con cambios en la educación secundaria por ejemplo. Además dijo que las universidades deben reformular sus ofertas porque no están dando los egresados que el campo profesional requiere.
“Lo primero que tenemos que tener para cambiar la educación de Argentina para el futuro es un cambio cultural. Tenemos que admitir, en primer lugar, el lugar en el que estamos, que todavía no es bueno. Eso lo logramos gracias a las evaluaciones. Todos sospechaban que en la Argentina la educación estaba mal, pero recién cuando hicimos la evaluación Aprender (realizada en 2016 y 2017) pudimos tener un diagnóstico preciso y certero y empezar a pensar en políticas públicas educativas” señaló Finocchiaro.

Finocchiaro indicó que en el marco de los cambios que se requieren se trabaja con el programa “Nexos" para el pase del fin de la escuela a la universidad. “En la universidad tenemos que trabajar junto con los rectores en una reforma que haga una universidad más ágil. Tenemos que acortar las carreras, no puede ser que pase tanto tiempo para que se reciban. Además los chicos desertan. Hay que hacer trayectos formativos comunes en el país. Que las universidades comiencen a especializarse en determinadas cuestiones” señaló.

En esa línea indicó que "las universidades actualmente no están dando los profesionales que el país demanda”. Para ello indicó que la secundaria 2030 servirá para cambiar ello. “Hay que evolucionar en las prácticas, una cosa es la escuela y otra es cuando tienen que desenvolverse en un ámbito laboral” señaló.

“Hay que apostar en las áreas de conocimiento vacante como la tecnicatura que se lanzó en Catamarca (por la carrea de Procesos Mineros), que es el presente y el futuro. Tenemos que dejar de pensar en las carreras tradicionales para incentivar otro tipo de vocaciones" manifestó. Para el Ministro hay que “mirar hacia el futuro” para que la escuela pueda acompañar los cambios a nivel global.

Recuperar la escuela

Por otra parte, señaló que hay que recuperar “la buena escuela pública” que hizo grande a la Argentina. “La escuela pública quedó superada. Hay que encontrar una escuela que dote a los chicos de las capacidades y conocimientos que van a necesitar de ahora en más para la vida” indicó.
“Si la escuela se queda en la década del 70 no nos va a alcanzar. Tenemos que hacer una escuela donde los chicos aprendan a trabajar en forma colaborativa e interdisciplinar. Tenemos que hacer una escuela ágil, que pueda acompañar el desarrollo del mundo moderno” remarcó. “Las políticas públicas educativas deben ser elaboradas, transmitidas y bajadas a la sociedad desde el Estado y no desde un gobierno”.

En ese sentido aseguró que el gobierno actual “está trabajando para reformular la educación totalmente”. Para ejemplificar esto dijo que se implementó el programa “Aprender Conectados” (que reemplazó al Conectar Igualdad), que se aplicará desde el jardín de infantes hasta la secundaria.
También resaltó que se lanzará la “Secundaria 2030”, que implicará cambios en “la forma de pensar la escuela”. “Es una forma diferente de pensar la escuela, es decir vamos por áreas de conocimiento, vamos a trabajar en forma colaborativa, interdisciplinar. Habrá proyectos de profesores para trabajar, por ejemplo, la Unión Europea, en la que pueden trabajar el profesor de Economía, el de Geografía, Matemática, Historia, Filosofía y así ir comprendiendo cómo se dan los fenómenos que son todos entrelazados”.

Además, adelantó que dentro de 60 días lanzarán un “modelo argentino de enseñanza de matemáticas”, con el que se trabajó con expertos del país y de Singapur, Francia, México, Canadá, Italia y Colombia. “Hace 70 años que enseñamos matemática de una manera que claramente los chicos no la aprenden. Es lo que nos dicen los operativos aprender. No hay que copiar modelos, sino crear uno que se adecue a nuestra idiosincrasia y a nuestra historia. En vez de partir de fórmulas abstractas y una lógica mecanicista, hay que ir de lo concreto a abstracto para que el profesor guíe al chico para que encuentre el patrón matemático que le sea más conveniente a él para resolver un problema” adelantó en referencia al nuevo modelo.

En esa línea indicó que las evaluaciones de calidad educativa deberán continuarse año a año, aunque luego “pueden espaciarse”. “Por ejemplo con los resultados de 2016 conocidos en 2017, se vieron grandes problemas en la lecto-comprensión. Pudimos trabajar con formación situada y a cada una de las escuelas les llegó el reporte para ver dónde estaban fallando”.

En ese sentido indicó que, comparando, hubo una mejora de 2016 a 2017 de “9 puntos porcentuales” que mostró que “lo que estábamos haciendo estaba bien".

En esa línea indicó que también la idea del Ministerio de Educación que parte del cambio cultural que necesita la Argentina implica “más y mejor educación sexual”, para lo cual se duplicaron los presupuestos en capacitaciones y en un sitio web y una aplicación para celulares sobre la temática.
Por otro lado indicó que el tema salarial es importante para mejorar la calidad educativa, pero aseguró que “hay que reformular” muchas cuestiones, y señaló que “al salario docente hay que mejorarlo con aspectos como el presentismo y adicionales por capacitación o título.

Otras Noticias