En la higuera, paclín

Un camino destruido le impide llegar a su casa

Por las condiciones del camino no ingresan ambulancias ni vehículos comunes. En la zona viven personas mayores.
viernes, 17 de agosto de 2018 · 04:05

Héctor Santos Carrizo, tiene 89 años y vivió toda su vida en la localidad de La Higuera, en el departamento Paclín. A pesar de múltiples pedidos realizados a diferentes organismos provinciales y al municipio para que le mejoren el camino de acceso a su vivienda, sigue padeciendo para llegar a su casa. El trayecto es casi imposible de realizar en un vehículo común y es muy complicado de hacerlo aún caminando.

Carrizo y sus familiares le comentaron a EL ANCASTI el estado "calamitoso" en el que se encuentra ese sendero público, que está ubicado aproximadamente 20 cuadras de la ruta que va hacia la localidad de Balcozna, y se construyó hace décadas. “El intendente de Paclín (por Orlando Savio) vino en varias oportunidades hasta mi casa, vio la situación y cómo vivo. Me prometieron muchas veces arreglar el camino para que se pueda acceder con un vehículo, pero nunca hicieron nada”, comentó. El camino en cuestión es empinado, lo que complica aún más las cosas. Ni siquiera la ambulancia puede ingresar. Una de las últimas veces que su familia lo fue a buscar tuvieron que sacarlo en una silla de ruedas y con sumo cuidado. Además de Carrizo en ese sector de La Higuera viven 4 familias más que están afectadas por el mismo problema. Los vecinos también son adultos mayores.

Este callejón que tiene grandes piedras, baches e irregularidades conecta con uno de los cerros. En los días de lluvia la situación empeora y directamente es imposible acceder por lo que quienes viven en la parte alta quedan totalmente aislados. “La gente de la municipalidad, que ya conoce la situación que pasamos en ese lugar, debería aprovechar que todavía no inició la época de lluvias para trabajar en el lugar porque sino después se excusan con que las máquinas están cumpliendo tareas en el río y no vendrán más y nosotros seguiremos perjudicados”, señaló Carrizo.

A pesar de esta situación comentó que hay algunos vecinos de la parte baja que son quienes llevan animales por ese trayecto y que se resisten al arreglo del camino porque aseguran que no los dejarán circular con los animales por allí.

Sin emergencias ni iluminación

De noche tampoco hay iluminación, por lo que nadie opta por tratar de acceder en esas condiciones y como tampoco la ambulancia ingresa, las personas que viven en esa parte alta quedan prácticamente desprotegidas.

Parte de su familia, que vive en Capital, lo asiste cuando tiene que concurrir a los controles médicos en la ciudad Capital, lo que cada vez se hace más dificultoso llegar al lugar. A pesar de que su familia le insiste que se quede en la Capital, Santos Carrizo quiere quedarse en su casa de La Higuera, donde ni siquiera tiene agua potable, pero ya está acostumbrado y su vida está en ese lugar.

Otras Noticias