Los "lomos de burro" también acortan la vida útil de los vehículos

lunes, 13 de agosto de 2018 · 04:00

Mecánicos de autos y también desde las gomerías, consideran que los vehículos que no frenan a tiempo, ante los diferentes obstáculos instalados por la municipalidad, producen daños en su mecánica, en especial en el tren delantero. Pero, sostienen que si pasan pocas veces al día a una velocidad "adecuada", no debería haber daños en autos y motos, diferente suerte tienen los ciclistas que si pueden sufrir daños en las llantas y pinchaduras inmediatas. 

“Los lomos de burro pueden causar más daños al motor de un auto que una tortuguita, pero la mayoría que llega son por pinchadura de goma por tornillos que pueden ser de cualquiera de los tipos de reductores”, dijo Walter, especialista en reparaciones de vehículos en  general desde su taller ubicado en el norte de esta ciudad.

El proyecto sobre la erradicación de las tachas o tortuguitas de la vía pública, de autoría de Alicia Paz, concejal del bloque FCS-Cambiemos, resalta que “los conductores reclaman que transitar por zonas dotadas de reductores afectan a los vehículos ya sea por el desgaste del obstáculo que deja al descubierto pernos metálicos, y daño no solo en las cubiertas también en el tren delantero y en la carrocería por el cimbronazo que se produce”, fundamentó. 

 Además, de sostener que es un problema para los vehículos de emergencia como las ambulancias. 

Defensa

Jesús Sueldo, quien está a cargo de la Administración de Señalización Urbana del municipio capitalino, defendió la colocación de estos reductores, asegurando que el problema de fondo es la falta de conciencia de los conductores. “Para colocar cada reductor se hizo un estudio previo. La idea viene por pedidos de vecinos, instituciones, autoridades policiales o los propios concejales. Nosotros mismos como ciudadanos y choferes no aprendemos las normas de tránsito: no se respetan rotondas, tampoco la senda peatonal. No hay respeto ni por uno mismo”, se justificó.

Asimismo, agregó que la idea es “preservar la vida de las personas”. Aclaró que hubo estudios de flujo vehicular en todos los puntos donde fueron colocados y que también se analiza qué tipo de reductor colocar de acuerdo al lugar. No se dijo nada sobre la falta de mantenimiento y señalización en la mayoría de los casos.

Otras Noticias