Está sin cobrar desde marzo

Deuda docente: desesperante situación de una profesora de Lengua

Hizo público su caso porque su expediente no avanza. Se quedó sin obra social y hace trabajos extras para sobrevivir.
viernes, 09 de noviembre de 2018 · 04:05

La angustiante situación que viven miles de docentes por las falencias en la dirección de Recursos Humanos del ministerio de Educación porque, sin ninguna explicación demoran meses y hasta años el pago de cargos u horas trabajadas, sigue generando preocupación en el sector. Ayer se conoció el caso de Selva Antonia Barros, profesora y licenciada en Letras, con doctorados en Lengua y Literatura, y otros cursos de postgrado, quien desde marzo tomó horas en el nivel secundario y aún no pudo cobrar. Su situación es desesperante porque tampoco tiene obra social y debe realizar otros trabajos extras para poder sobrevivir.

Selva contó a EL ANCASTI que tiene 25 años de servicio en la docencia, pero se quedó sin horas en el nivel terciario (daba clases en el IES Clara J. Armstrong), pero como era suplente e interina en las horas que tenía, hubo un cambio de plan de estudio y fue dada de baja. El 22 de marzo de este año participó en una asamblea para cubrir horas de Lengua y Literatura en la Escuela Secundaria Nº49, y a los pocos días ya  empezó a trabajar. “Mientras tanto el trámite en Recursos Humanos comenzó a detenerse, no avanzaba por varias semanas, hasta que recién en septiembre me informan que las horas no estaban autorizadas, que no estaban dentro de la Planta Orgánico Funcional (POF)”, contó. Mientras su expediente seguía en Control de Gastos y pasaba por diversas oficinas, hasta que se firmó la autorización de las horas. Sin embargo esto no sirvió para que le comiencen a pagar, ya que nuevamente pasó a Control de Gastos. “Cada vez que voy me piden que vuelva cada 15 días y no pasa nada”, cuestionó. Asegura que en Recursos Humanos les dicen que tienen muchos expedientes para firmar y que por eso se produce el retraso. Esta situación la dejó sin obra social, por lo que todas las consultas médicas debe pagarla como una particular. Además, en agosto tomó otras 4 horas en el ex CENS Nº 50, con el sistema de alta temprana, que en 3 meses le permitiría cobrar, aunque hasta el momento no tiene novedades. La preocupante situación económica que atraviesa y por la cual no puede pagar ni siquiera los servicios como agua y gas, generó que se dedique a labores extras como el arreglo de prendas de vestir, venta de pan, entre otras cosas. “Mis alumnos me apoyan, pero lamentablemente me dijeron que con lo que me pasa a mi, no les dan ganas de estudiar para ser docentes. Que prefieren hacer otra cosa”, confesó.

Otras Noticias