En la ciudad bonaerense de Mercedes

Murió el humorista Tuqui

Gabriel Gustavo Pinto, de 64 años, había sufrido siete años atrás un accidente con su moto que le dejó serias secuelas físicas y más recientemente tuvo un ACV.
lunes, 27 de mayo de 2019 · 17:45

El humorista Tuqui, de extensa trayectoria en radio y televisión, murió en las últimas horas en la ciudad bonaerense de Mercedes, donde se había radicado hace unos años.

Gabriel Gustavo Pinto, de 64 años, había sufrido siete años atrás un accidente con su moto que le dejó serias secuelas físicas y más recientemente tuvo un ACV.

El deceso de Tuqui fue anunciado por su amigo Juan Di Natale por Twitter: "Desolado por la noticia de la partida del querido Tuqui, compañero incomparable, profesor de lo incorrecto, socio imprevisible, todo eso y más para mí allá en los ´90. Cómo nos reímos Tucán, te voy a extrañar mucho bandido".

El humorista surgió a la popularidad en los '90 con sus intervenciones en la Rock & Pop, donde estuvo en ciclos como "Subí que te llevo", "Se nos viene la noche" y "Tarde negra".

De la radio saltó a la televisión, donde participó de sketches con Susana Giménez y trabajó en "Luna salvaje", "Justo a tiempo"y "Café Fashion", con el que inclusive hizo giras teatrales.

En marzo de 2012 había sufrido un accidente que pese a las secuelas que le dejó, trataba de recordar con humor: "Iba en moto y un taxista desafortunadamente no me vio. Él quería doblar y yo no. Me chocó con el paragolpes y yo salí volando. Al caer me fracturé la cadera y me quebré la cabeza del fémur. Después me operaron pero no soldó. Me quedó una pierna más corta. Y conseguí el carnet de tullido, como le digo yo, que es el certificado de discapacidad".

A sus problemas físicos y su confesa adicción a las drogas se le sumó más recientemente un ACV, al que también había asimilado con humor, según contó su amiga María Julia Oliván: "El quería hacer una columna de humor sobre el ACV y tratar de ayudar a quienes pasaran una situación complicada como él y para reírse un poco del asunto".

En uno de sus últimos textos, Tuqui había hecho una dura descripción de los múltiples problemas de salud que afrontaba: "Tengo gastritis, pólipos, divertículos, falla renal, baja de azúcar, principio de EPOC, una próstata cuyo tamaño comenzará pronto a asemejarla a un Fiat 600, una hernia hiatal y una anemia que todavía, seis o siete meses después, no se sabe aún qué origen tiene. Es decir, la diferencia entre ustedes y yo es que puedo morirme en cualquier momento de cualquiera de estas cosas, mientras que ustedes pueden morir en cualquier momento y ni se imaginan de qué".
 

Otras Noticias