Polémica

Wanda Nara fue a la verdulería con un pijama de Louis Vuitton

lunes, 22 de abril de 2019 · 17:42

Un día, Wanda Nara llora en televisión. Y al otro, se da una vuelta por la verdulería combinando un pijama de Louis Vuitton con anteojos de sol de Chanel.

El orden cronológico invita a reparar primero en aquellas lágrimas de la esposa de Mauro Icardi. Sucedió el sábado, en un programa deportivo de la televisión italiana, donde Wanda no pudo evitar emocionarse al hablar de las críticas de su cuñada, Ivana Icardi, quien por estos días participa de la versión itálica del reality Gran Hermano.

"No soy una bruja. Siempre hemos ayudado a la familia (Icardi). Ivana vino a mi casa hace un par de meses y le abrimos las puertas a ella y a su novio, que también es futbolista (Luifa Galesio). Ivana no es sincera. Mauro es un gran hombre: a ella le regaló un coche para ayudarla. Está hablando mal de su hermano, esto no tiene precio", dijo, sin poder contener el llanto, mostrándose vulnerable como pocas veces.

"Ella sabe que siempre estamos ahí, después de todo. Si quisiera encontrar a Mauro podría venir a casa y no ir a Gran Hermano. La gente habla sobre las cosas de la familia en su casa y no en la televisión. Mauro y yo nunca iremos a la televisión por esto", dijo sobre la polémica participación Ivana en el reality, como ya lo había hecho en la edición argentina (llegó a la final en la temporada 2016).

En el mismo programa Wanda adelantó que luego de los conflictos que Icardi mantuvo con el Inter -y a su vez ella misma, en su rol de representante del goleador-, el año próximo seguirán viviendo en Italia: Mauro podría ser transferido a la Juventus. En ese caso debería mudarse de ciudad, arribando a la bella Turín tras dejar atrás la Milán que encandila con la moda y que tanto le gusta a la hermana de Zaira Nara. Y cuyas calles tanto conoce, porque allí se siente como en su casa. ¡Si hasta hace las compras en pijama!

Bueno, en rigor, no tanto. Porque si bien la mayor de las Nara este domingo posteó en su cuenta de Instagram tres fotos en una verdulería, como si hubiera tenido que ir de apuro a comprar alguna hortaliza, todo se trataría de una producción de fotos. Y si bien en las imágenes arrobó a las primeras marcas que utilizó en la secuencias (como el pijama y los anteojos de sol), Wanda no aclaró cuál es la finalidad de aquellas fotos. Solo dejó un saludo a sus cinco millones de seguidores (la misma cantidad que tiene Icardi): "Felices Pascuas", escribió la rubia, al pie de las imágenes.

Pero del mismo modo, tampoco entiende cuál es la finalidad de Ivana. Por eso sus lágrimas. Y porque así es Wanda: un día se muestra vulnerable y al siguiente glamorosa, como si nada hubiera sucedido.

 

Más de

Otras Noticias