sábado 22 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Conmovedor

Una mujer de Palo Labrado retiró su premio en El Ancasti y contó su historia

"Bajo el Cielo de Catamarca" premió a Graciela, una fiel lectora. El viernes pudo retirar su premio y se emocionó tanto que se pudo conocer que detrás había una mujer de amor a la Virgen y luchadora.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
8 de enero de 2022 - 23:17

Una fiel lectora de Multimedios El Ancasti, Graciela Arreguez retiró la moto que ganó en Bajo el Cielo de Catamarca, la flamante ganadora se mostró muy emocionada y contó un poquito de su historia de vida que es también de fe y entereza. La mujer pasó por dificultades muy duras en su vida, incluso es una sobreviviente del alud de El Rodeo.

Graciela pudo retirar su premio tras algunas semanas, la mujer es oriunda de Palo Labrado, departamento Paclin, y dijo sentirse muy feliz porque nunca había ganado un premio.

“Vine a estudiar la secundaria desde Palo Labrado, me busqué la vida cuando crecí para criar a mis hijos y en ese tiempo me enferme, luego me separé de mi pareja y seguí sola trabajando de aquí y allá, trabaje en casa de familia, de moza y en todo lo que podía trabajar lo hacía, siempre pensando en un futuro mejor para mis hijos, a veces se podía y a veces no. Con los años conocí a mi actual pareja, y fuimos una vez a El Rodeo. Yo estaba enferma con un tratamiento y habíamos ido a la villa con mi hija, ese día de alud, minutos antes del suceso yo terminé en terapia intensiva y después con los días me enteré de todo lo que había pasado, para mí sin duda una milagro”, dijo la mujer en diálogo con Multimedios Ancasti.

14-2.jpg
Feliz.  Graciela dijo que nunca había ganado un premio.

Feliz. Graciela dijo que nunca había ganado un premio.

Ante la consulta de cómo vivió ese día de la tragedia en la villa veraniega, dijo: “Estando en El Rodeo, ese día me comenzó a faltar el aire y me trasladaron en una ambulancia, estaba allí con mi hija y su nena querían ver también al cantante Abel Pintos, yo no podía creer que teníamos que volvernos y me las traje. Sobre ese día siempre los recuerdos me vuelven, nuestra carpa estaba cerca del río, y cuando mi pareja, al otro día se fueron a ver si encontraban nuestras cosas, la carpa allí intacta, estaba con todos mis remedios y la imagen de la Virgen del Valle, no podíamos creer que afecto a tanta gente, el barro, los destrozos y mis cosas allí secas, para mí la Virgen del Valle me sacó de El Rodeo unos minutos antes de que llegue el barro al camping”, explicó muy emocionada.

Graciela aún sigue en tratamiento por una delicada enfermedad que padece hace varios años y en medio de su lucha y su sacrificio para salir adelante, participó colocando un cupón y ganó la moto. Su historia conmueve no solo porque merece sin dudas el premio, sino porque nunca perdió las esperanzas de un futuro mejor.

Temas
Seguí leyendo

Te Puede Interesar