jueves 23 de mayo de 2024
Continúa detenido

Ultraje en Avenida Alem: acusado optó por guardar silencio

El fiscal de Instrucción de Segunda Nominación Laureano Palacios lo imputó por el presunto delito de “abuso sexual simple”. El acusado fue asistido por la defensa pública pero podría cambiar de defensor.

El sospechoso de haber agredido sexualmente a un adolescente el domingo en horas de la madrugada sobre Avenida Alem, se mantuvo en silencio. El fiscal de Instrucción de Segunda Nominación del Distrito Este, Laureano Palacios lo imputó por el presunto delito de “abuso sexual simple”. El imputado, identificado con el apellido Romero, fue asesorado por la defensa pública.

Tras la audiencia indagatoria, el acusado continúa detenido. De acuerdo con información a la que pudo acceder El Ancasti, el representante del Ministerio Público Fiscal estaría en condiciones de solicitar la planilla de antecedentes del acusado, a efectos de analizar si solicita que se confirme la detención u otra medida. Además, se indicó que el abogado del foro local Jaime Morales podría asumir la defensa de Romero. En la audiencia de ayer, el letrado se presentó.

El ultraje habría sucedido el domingo a la madrugada, en una casa abandonada, en Avenida Alem al 200. El sospechoso habría aprovechado su condición de persona cercana del adolescente para agredirlo. Pese a sus presuntas intenciones, la agresión no se habría consumado porque el chico pudo escapar de esa situación. Sin embargo, habría permanecido en estado de shock durante varias horas. Por ello, debió ser asistido por profesionales en Salud Mental. El lunes al mediodía, el chico pudo poner en palabras la experiencia vivida y realizar la denuncia penal correspondiente.

En un primer momento, tomó intervención la fiscal de Instrucción de Tercera Nominación Gabriela De Marcos; junto con su secretario Luis Córdoba Andreatta trabajaron en el lugar del hecho de manera coordinada con personal policial y de la Unidad Judicial N° 3 y se tomaron una serie de medidas. La fiscal De Marcos ordenó que se resguarde el lugar del hecho y que se realice la inspección ocular; convocó a peritos de la Dirección General de Criminalística. También ordenó la inspección corporal del sospechoso, el secuestro de la ropa del sindicado y la toma de testimonio a otro chico que es vecino de ambos, entre otras medidas.

Desde el lunes último, el fiscal de Instrucción Palacios está a cargo de la investigación. La decisión se tomó debido a que De Marcos fue nombrada en otro cargo en el Poder Judicial. Actualmente Palacios subroga en esa Fiscalía, que se encuentra de turno en el Distrito Este.

Escucha activa

Las niñas, niños y adolescentes víctimas de violencia sexual no solo deben romper el silencio impuesto por su agresor, sino también encontrar un adulto que crea en sus palabras (o sepa identificar las señales de alerta) y los proteja. Cuando se sospecha o se sabe que un chico o chica ha sido víctima de abuso sexual, se produce “una movilización emocional y una conmoción en el entorno familiar de la víctima”, especialmente en aquellos adultos cuidadores receptores de esta sospecha o develamiento. Esto puede incluir rabia, desesperación, angustia, incredulidad o negación. “Es por eso que tener en claro qué hacer y qué no, puede ayudar a ser más asertivos en la respuesta y a canalizar la angustia haciendo algo al respecto”, advierten especialistas. El hecho de que la mayoría de los abusos sean perpetrados por alguien cercano, familiar o de su confianza, hace más difícil la intervención.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar